1. Home
  2. Huelva
  3. ¿Compró un coche entre 2006 y 2013? Pues sepa que puede recuperar parte del gasto
¿Compró un coche entre 2006 y 2013? Pues sepa que puede recuperar parte del gasto
0

¿Compró un coche entre 2006 y 2013? Pues sepa que puede recuperar parte del gasto

0

Adquirió un vehículo entre los años 2006 y 2013? Pues debe saber que podría reclamar un 10% y un 15% del valor del coche. Una cantidad que podría llegar hasta los 9.000 euros en algunos casos.

La Oganización de Consumidores y Usuarios avisa de la decisión del Tribunal Supremo con multas impuestas por la Comisión Nacional de los Mercados a varios fabricantes de coches y concesionarios en España.

La OCU ha publicado una lista de millones de consumidores afectados, cientos de ellos en Huelva, quienes compraron entre febrero de 2006 y agosto de 2013 un BMW, Citroën, Chevrolet, Chrysler, Fiat, Ford, General Motors, Honda, Hyundai, Kia, Mazda, Mercedes Benz, Mitsubishi, Nissan, Peugeot, Porsche, Renault, Seat, Toyota, VW Audi o Volvo en alguno de los concesionarios sancionados.

Según ha explicado Confilegal, “se avecina una nueva batalla judicial en el Derecho de la Competencia”. Al cártel de camiones vigente en distintos países europeos, le sigue en España el cártel del coche o cártel de fabricantes de automóviles, como se ha dado en llamar.

Este cártel estaba formado por hasta 25 fabricantes de automóviles operó en España entre febrero de 2006 y julio de 2013.

Mientras el cártel del coche estuvo operativo, sus integrantes compartieron en secreto información comercial esencial para la fijación de precios, ocasionando así el pago de un sobreprecio a los adquirentes de sus productos, lo que en 2015 dio lugar a una fuerte sanción (de aproximadamente 170 millones de euros) por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a los fabricantes que lo formaron.

Desde Confilegal se cree que habrá un aluvión de reclamaciones, «cualquiera que comprara un coche en España entre 2006 y 2013 podría reclamar, incluso si compró a una marca distinta a las sancionadas en virtud del llamado ‘efecto paraguas’, según este efecto es posible que la existencia del cártel hiciera que aumentaran los precios no solo entre los miembros del cártel sino en el mercado en general y que, por tanto, también puede ser víctima del cártel el que compró a un no cartelista». «Como la infracción ya está acreditada por una resolución de la CNMC, la clave estará en la demostración del daño y su cuantificación, normalmente mediante la presentación de un informe pericial económico».

«Otra cuestión relevante en este asunto puede ser si la acción para reclamar ha prescrito, dado que existen dudas aún no perfectamente resueltas acerca de cuál es ese plazo (uno o cinco años) y desde cuando se cuenta, desde la resolución de la CNMC o desde la sentencia del Tribunal Supremo que la confirma», indica Confilegal.