1. Home
  2. Huelva
  3. Usuarios de los centros de salud de Huelva denuncian que las citas telefónicas no se cumplen
Usuarios de los centros de salud de Huelva denuncian que las citas telefónicas no se cumplen

Usuarios de los centros de salud de Huelva denuncian que las citas telefónicas no se cumplen

0

El problema de la atención médica en los centros de salud de Huelva continua agravándose y ya comienzan a darse signos evidentes de colapso.

La vuelta a la normalidad que se está llevando a cabo de manera escalonada en todos los sectores se resiste en la sanidad pública que todavía mantiene el sistema de citas telefónicas que se implantó durante el confinamiento. Un sistema que los pacientes califican de “insuficiente” y que está llevando a retrasar aún más las pruebas médicas y por tanto los diagnósticos finales.

“El gran problema es que ya ni te llaman”, se queja Laura Rodríguez, paciente del centro de salud ‘Casa del Mar’. “Después de esperar mes y medio para una cita con mi médico de cabecera, estuve esperando todo el día y nadie me llamó. Por supuesto nadie te coge el teléfono para ver qué pasa, tienes que ir allí y perder la mañana en la cola, entonces, ¿qué sentido tienen las citas telefónicas?. Lo único que te queda es volver a empezar, coger otra cita para dentro de otro mes y poner una queja que no irá a ningún sitio. Es un sinsentido”.

 

Antonio M. López, usuario de Adoratrices se encuentra en su misma situación. “Hemos normalizado que las citas sean por teléfono y para dentro de un mes, eso cuando tienes suerte y encuentras la agenda abierta porque no todos los días pasa”, explica el joven onubense. “La última vez, ya desesperado y viendo que no me llamaban me fui a urgencias y la enfermera me dijo que podía haber ido a mi centro de salud… ¿qué le dices? De verdad no sé a qué están esperando los médicos para ponerse las pilas y volver a los centros de salud”.

Desmantelar la atención primaria

Al contrario de lo que pueda parecer, la decisión de mantener este sistema no es médica sino política y responde a criterios que nada tienen que ver con el de la eficiencia sanitaria: “Las citas telefónicas y la telemedicina en general son un modelo que se está implantando en la sanidad privada porque reduce costes económicos. Lo que no está tan claro es que suponga un beneficio para la salud de los pacientes. En cualquier caso, mantenerlo parece más un experimento de la Junta para acabar de desmantelar los servicios de atención primaria, ya precarios de por sí”, explica Carlos Aguado, politólogo especialista en políticas públicas y miembro de Mareas Blancas.

El colapso administrativo es solo la primera de las consecuencias de la falta de recursos materiales y humanos que actualmente se destinan a los centros de salud. En Andalucía apenas se inyecta un 18 % de la partida total presupuestaria a los centros de atención primaria, según los últimos datos previos a la pandemia.

Todos los expertos consultados por este diario, no obstante, coinciden en asegurar que ese porcentaje podría ser mucho menor, concretamente entre un 14 % y un 16 % y que los centros de salud en Huelva habrían recibido entre un 3% y un 4% menos desde que se iniciara la pandemia.

Esta situación de infrafinanciación explicaría cuestiones como el colapso de las centralitas, la falta de coordinación entre las agendas de los médicos de cabecera y el servicio ClickSalud o la caída en los tiempos de atención por paciente.

 

 

Para paliar esta situación, la ministra de Sanidad, Carolina Darías, se reunió a principios de mes con los consejeros autonómicos sanitarios y anunció la puesta en marcha de un plan de acción contra la precariedad que atraviesa el sector.

Está por ver si el plan contenta a los principales agentes sociales puesto que todavía no se ha informado de qué materias pretende abordar o qué dotación presupuestaria tendrá en el futuro.