1. Home
  2. Industria
  3. La nueva planta de Gunvor refuerza el liderazgo de Huelva en la producción de biocarburantes
La nueva planta de Gunvor refuerza el liderazgo de Huelva en la producción de biocarburantes

La nueva planta de Gunvor refuerza el liderazgo de Huelva en la producción de biocarburantes

0

La nueva planta de biodiésel de la multinacional Gunvor en la provincia de Huelva reforzará el liderazgo de Andalucía en producción de biocarburantes a nivel nacional, donde ya destaca con 1,28 millones de toneladas de petróleo al año. Así lo ha expuesto el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, con motivo de la inauguración de estas instalaciones fabriles ubicadas en Palos de la Frontera, en las que la empresa ha destinado más de 30 millones de euros, una inversión que ha conllevado la creación de unos 240 puestos de trabajo directos e indirectos. 

Velasco ha subrayado que “Andalucía convence y se sitúa como destino preferente para invertir, para emprender y hasta para vivir”. El Indicador de Clima Industrial presenta en el mes de septiembre en la comunidad un valor positivo de 3,7 puntos, es decir, más respuestas favorables que desfavorables, por encima del dato nacional (2,1 puntos). Este indicador mide las expectativas de producción, cartera de pedidos y nivel de existencias. Asimismo, también la confianza empresarial creció un 13,3% en el primer semestre, un punto porcentual superior a la media nacional.

En la elección para implantarse en la comunidad influyen, a su juicio, aspectos claves como la estabilidad, las ayudas públicas al tejido empresarial, la bajada de impuestos o la apuesta por la simplificación del marco regulador de la actividad económica. En ese contexto, ha remarcado que el mayor esfuerzo del Gobierno andaluz se centra en captar aquellos proyectos empresariales que puedan traer beneficios, sobre todo en la actual coyuntura de crisis, que exige disponer del máximo de recursos para propiciar la recuperación ante la pandemia. 

El titular de Transformación Económica ha añadido que la atracción de este tipo de iniciativas estratégicas de valor añadido como la de Gunvor aporta grandes beneficios a la actividad productiva andaluza, mejorando la competitividad de las empresas, generando empleo de calidad o impulsando la sostenibilidad, la innovación y la transferencia de conocimiento.

La fábrica de Gunvor en Palos de la Frontera, que produce biocombustible de segunda generación a partir de aceites usados, será la segunda planta en producción de biodiésel de Andalucía, con más de 100.000 toneladas equivalentes de petróleo al año. “Esa capacidad consolidará a la provincia onubense, que aglutina el 56% de la generación regional de biocarburantes, como referente en el conjunto de la comunidad”, ha remarcado. 

Por otro lado, Rogelio Velasco ha puesto de manifiesto la apuesta por la sostenibilidad y la economía circular de esta compañía, a través de la valorización de recursos naturales y reducción de residuos. Según ha señalado, “esta iniciativa está totalmente alineada con la revolución verde que se está impulsando desde el Gobierno andaluz durante esta legislatura”. 

Asimismo, se ha referido a la capacidad de adaptación demostrada por la compañía. “Gunvor ha transformado unas instalaciones preparadas desde hace años para fabricar biocombustibles de primera generación, fabricados a partir de aceites vegetales, en una planta capaz de producirlos con aceites usados”. Se trata de “una iniciativa que destaca por su carácter verde, no solo ya por el producto que genera sino por la materia prima que usa”, ha añadido. 

Por otro lado, Velasco ha indicado que la planta de Gunvor contribuirá a consolidar al Puerto de Huelva como uno de los puertos punteros en el mercado de los biocombustibles.

Modelo de economía circular

En el proceso de producción de la planta onubense solo se utilizan aceites de segunda generación, es decir, aceites residuales, principalmente procedentes de cocina, los denominados UCO (las siglas en inglés de aceite de cocina usados). Se trata, por tanto, de un modelo de economía circular que contribuye a incorporar a la cadena de valor productos residuales, reduciendo el impacto medioambiental que supondría su eliminación ya que son muy contaminantes.

A través de su reciclaje se obtiene biodiésel que mezclado con el gasoil puede utilizarse como carburante para los vehículos. Además, en la planta de Gunvor se obtienen otros subproductos como glicerina, para usos farmacéuticos o cosméticos, y también sales utilizadas en la fabricación de fertilizantes.