1. Home
  2. Educación
  3. Un informe desvela la supresión de 57 unidades de Infantil y Primaria en Huelva
Un informe desvela la supresión de 57 unidades de Infantil y Primaria en Huelva

Un informe desvela la supresión de 57 unidades de Infantil y Primaria en Huelva

0

Casi dos semanas después del comienzo del curso escolar ya se empiezan a ver las lagunas que presentan los centros y que se visualizan en la superación de la ratio de alumnos por clase y la escasez de medios y docentes. Y es que en Andalucía se han recortado nada menos que 2.500 plazas. En Huelva las carencias son clamorosas, a jucicio de Comisiones Obreras. Porque  “a día de hoy se han nombrado 54 apoyos COVID en Primaria, frente a 158 del curso pasado, 9 en Infantil frente a 54 del año anterior y 57 en Secundaria frente a 150 del curso pasado, es decir, en el curso 20/21, se nombraron 362 docentes en centros públicos y hoy tenemos nombrados a 120. En definitiva, hablamos de un recorte de más del 40%, 240 docentes menos”.

Incidencia del Covid en la franja menores de 12 años

Todo esto sucede cuando la tasa de incidencia acumulada del coronavirus en la provincia onubense entre los menores de 12 años (Infantil y Primaria) sigue estando por encima del riesgo admisible (50) y sigue más de 30 puntos por encima, 87, a fecha 26 de septiembre, una semana después del comienzo del curso. Entre 12 y 19 años esa misma tasa es de 33,6.

También el mismo consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha advertido que su departamento tiene bajo vigilancia especial la variante Mu del coronavirus, que ya ha hecho su aparición en varios puntos de Andalucía. Mu es la primera variante de nueva aparición que se añade a la lista de la OMS desde junio.

 

Un informe desvela la supresión de 57 unidades de Infantil y Primaria en Huelva

 

Carlos Sánchez Maraver, secretario general del Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO en Huelva, junto a Inés Pastoriza Lérida responsable del sector de personal laboral y Juana Soltero Hermoso responsable del sector de pública docente en Huelva, han coincidido en denunciar los recortes de este curso en la educación pública andaluza, disminuyendo recursos COVID en una situación de presencialidad, cuando aún no se ha superado la pandemia.

Sánchez Maraver ha declarado que “hace casi un año, concretamente el 7 de octubre de 2020, CCOO firmó un acuerdo con la Consejería de Educación por la que se incrementaba la plantilla en 7.000 docentes. El pasado 5 de julio nos opusimos al acuerdo firmado entre la Consejería de Educación y sindicatos CSIF, ANPE y UGT porque representaba un claro recorte a la educación pública, en concreto, se recorta 2.500 plazas en Andalucía”.

La responsable de pública docente, Juana Soltero Alonso desglosa las ratios elevadas que sufren en muchos centros y la supresión de unidades. “En concreto en Huelva se han suprimido 34 unidades de Primaria y 23 unidades de Infantil con respecto al curso anterior, mientras que la ratio sigue subiendo en muchos centros por encima de lo que marca de los 25 alumnos/as en primaria”.

Sánchez Maraver comenta que “presentaremos datos concluyentes una vez tengamos concluido un estudio que estamos desarrollando a nivel Andaluz y que desvelará la situación real y no ficticia que otros nos quieren hacer ver. Un nivel ratio de alumnado por aula que impide o dificulta una mejora de la calidad educativa y la atención a la diversidad, tal y como avalan numerosas investigaciones”, concluyendo que “una ratio más baja supone una mejora educativa”.

Inés Pastoriza pone el acento “es lo que venimos denunciando desde hace años, la falta de cobertura del personal de administración y servicios y un recorte del personal necesario para garantizar las medidas COVID. Existen numerosas plazas por cubrir, tanto vacantes, como sustituciones.”

La central sindical viene pidiendo a la administración “procesos burocráticos más ágiles para cobertura del personal, porque en muchos casos son urgentes y se tarda más de un mes de cubrir, en el mejor de los casos. Las jubilaciones no se cubren, después de un tiempo se desdotan y son puestos de empleo público que se pierden.”

CCOO critica los planes de choque llevado a cabo por la Consejería “un despropósito” ya que son trabajos precarios de corta duración, tienen que asistir a más de un centro de trabajo, y la conciliación familiar es muy difícil en muchos casos”

El personal laboral de la consejería de educación es un sector feminizado con una tasa de temporalidad, parcialidad y precariedad que hacen que una administración pública tenga una brecha de género importante.

Sánchez Maraver finaliza afirmando que “es una pena que el consejero Imbroda no apueste por la calidad educativa de la escuela pública, máxime cuando la pandemia ha sacado a la luz los déficits de un sistema educativo con necesidad de inversión y modernización.”

 

Un informe desvela la supresión de 57 unidades de Infantil y Primaria en Huelva

Visión de FEUSO: Reducción de la ratio escolar

En paralelo a esta situación,  una representación de la Federación de Enseñanza de la Unión Sindical Obrera (FEUSO Andalucía), encabezada por su secretaria general, María de la Paz Agujetas, mantuvo un encuentro con la delegada de Educación en Huelva, María Estela Villalba Valdayo el pasado 23 de septiembre –jornada marcada por las severas inundaciones en muchos puntos de la provincia onubense– en el que se abordaron algunas cuestiones consideradas esenciales para avanzar en la mejora de la calidad de la educación onubense y en las condiciones laborales de sus trabajadores.

Una cuestión prioritaria para FEUSO Andalucía es la reducción de la ratio escolar en todas las etapas formativas, inclusive en la Educación Infantil 0-3 años. Dado que la tasa de natalidad mantiene una tendencia a la baja desde hace años, se considera que es el momento propicio para abordar esta cuestión, más si cabe ante la situación de incertidumbre sanitaria que representa la COVID-19, sobre todo en los colectivos de menor edad, en los que la vacunación aún sigue siendo una incógnita. Asimismo, con esta estrategia también se aspira alcanzar una educación más personalizada y con capacidad para entrar de lleno en las necesidades intrínsecas de cada alumno, preferentemente a edad temprana y con especial atención a los menores con algún tipo de discapacidad para garantizar una plena inclusión.

La delegada mostró sus dudas sobre esta medida y sus posibles beneficios, aunque desde FEUSO se considera esencial para aspirar a la excelencia educativa, y que precisamente en Huelva puede ser una realidad tangible antes que en otros territorios a tenor de los datos de escolarización, que señala que la ratio provincial se sitúa por debajo de la media nacional y con una tendencia a la baja, como demuestra el hecho que en el segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Especial haya 1.150 alumnos menos que el curso pasado. Para este sindicato, la aspiración de una ratio óptima se sitúa en 20 alumnos por aula.

Junto con esta medida perentoria y que atañe a todos los ámbitos de la educación, en el encuentro mantenido con Villalba Valdayo también han sido expuestas otras medidas necesarias para avanzar en la mejora del sector, como es el caso de la gratuidad de la educación desde el tramo 0-3 años hasta el Bachillerato.

En el caso de los más pequeños, la delegada provincial coincidió con FEUSO en que no es necesario crear más plazas públicas sino apoyar las ya existentes. Este sindicato defiende que ese sustento llegue vía concierto, como sucede en el resto de la educación obligatoria y que, a su juicio, también se debe extender hasta el Bachillerato.

La representación de FEUSO compartió con la delegada sus inquietudes e iniciativas en todos los sectores de la educación, desde la enseñanza pública a la especial, pasando por la concertada y la Infantil 0-3 años. Especial atención mereció la situación que sigue viviendo el profesorado de Religión de los Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) de la región, cuyas competencias siguen en manos del Ministerio de Educación, lo que les condena a vivir en una situación de completa desigualdad respecto a sus compañeros de claustro, que sí dependen de la Junta de Andalucía.

En el caso de la enseñanza pública, también se ha insistido en la necesidad de estabilizar plantillas de interinos y convocar más plazas, así como de acabar con la situación de precarización y discriminación laboral que sufren desde hace años el Personal Técnico de Integración Social (PTIS) y los Intérpretes de Lengua de Signos Española (ILSE) que forma parte de la plantilla de empresas privadas y prestan su servicio en centros escolares, situación que el Consejo Escolar de Andalucía –cuyas decisiones, aunque no sean vinculantes, deben ser tenidas en cuenta al ser el órgano de máxima representación de la comunidad educativa andaluza– ha reconocido al dictaminar a favor de que la Consejería de Educación les aporte un complemento salarial tras una enmienda presentada por FEUSO Andalucía.

La representación de este sindicato –de la que también formaron parte Juan Pérez, responsable de FEUSO Andalucía en Huelva; y Javier Saavedra, miembro de FEUSO en Huelva– trasladó con especial énfasis a la delegada provincial las necesidades de recursos para hacer frente a la COVID-19 de centros concretos de la provincia, así como las de alumnado de Educación Especial.