1. Home
  2. Sierra
  3. Higuera de la Sierra
  4. Fermín Requena vuelve a Higuera de la Sierra
Fermín Requena vuelve a Higuera de la Sierra

Fermín Requena vuelve a Higuera de la Sierra

0

Aunque el espíritu y el recuerdo de Fermín Requena nunca se ausentó de Higuera de la Sierra, el municipio quiere volver a recuperar su importante legado. El comienzo de este reencuentro se producirá el domingo 8 de agosto, en un acto organizado por la delegación de Cultura del Ayuntamiento de Higuera de la Sierra, que dirige la concejala Prado Ballesteros.

En esta iniciativa se aportarán datos sobre la vida y la obra de Requena, y se leerán poemas de sus diversas etapas creativas. En el transcurso de la noche, intervendrán Antonio F. Tristancho, presidente de la Asociación Cultural Lieva, entidad que colabora en esta idea, Paulino Ramos y Juan Carlos Ordóñez, aportando Pedro J. Vázquez la ambientación musical con su guitarra.

El Consistorio pretende que este sea el primer paso para continuar engrandeciendo la vinculación entre el poeta y su pueblo. Incluso se está trabajando en un proyecto para recabar la donación de objetos personales y escritos aportados por sus familiares y constituir con ellos una casa museo desde la cual divulgar su obra y gritar al mundo su cuna higuereña.

Fermín Requena Díaz nació en la localidad serrana onubense el 7 de julio de 1893, y a lo largo de su vida cultivó diversas facetas, como las de maestro, poeta, periodista, historiador y político. Su primer destino como maestro fue Algeciras, villa de la cual fue nombrado Cronista Oficial en 1923, y donde dirigió diversos periódicos de la época.

Luego pasó a Melilla, donde se convirtió en un activista en la reivindicación de los derechos educativos, del pacifismo, de la integración de los pueblos y de la vinculación de Andalucía con África. Fundador de revistas como ‘Vida Marroquí’ y de entidades como la Agrupación Liberalista Andaluza de Melilla, fue compañero de Blas Infante y firme defensor del andalucismo, colaborando con la Asamblea Regionalista de Córdoba de 1933.

Obligado al exilio interior por su defensa de la Segunda República, volvió a Algeciras y posteriormente fue destinado a Antequera, donde su jubiló como maestro en 1963.

Su fallecimiento se produjo el 18 de diciembre de 1973, tras haber publicado numerosos libros de poemas y de historia local. Además de sus numerosas colaboraciones en diversos periódicos y revistas, dio a la imprenta obras como ‘Flores de mi tierra’, ‘Rincones de la Sierra’, ‘Añoranzas’, ‘María de los Santos’, ‘Flores antequeranas’ o la novela africana ‘Mohammed’.

A lo largo de estos años han sido escasas las ocasiones en que los higuereños han podido rendir homenaje a este hijo ilustre. En 1970 se rotuló una calle con su nombre y ahora se retoma esa justa reivindicación de la importancia de este serrano en diversos ámbitos de la cultura y la historia andaluzas.