Podría interesarte:
  1. Home
  2. Opinión
  3. Broncano y el falso chovinismo
Broncano y el falso chovinismo

Broncano y el falso chovinismo

0

¿Me recuerdan de Broncano? Hace dos años, en abril de 2018, trabajaba en Diario de Huelva y recibí una llamada de la Cadena SER. Yo por entonces no conocía a David Broncano ni el programa radiofónico ‘La Vida Moderna’. Me preguntó por Huelva y yo sin saber muy bien que estaba siendo grabado para un programa de humor le respondí lo mejor que pude sobre las virtudes de una tierra a la que amo. Cuando colgué el teléfono no podía imaginarme la gran polémica que iba a generar esa llamada con los chistes que habían hecho previamente y que yo no había oído (el programa se grababa), chistes que llevaron al por entonces presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo y al alcalde de la capital, Gabriel Cruz, a enviar comunicados de defensa mientras media Huelva despotricaba por el Facebook.

Por aquel entonces yo tenía una responsabilidad con mi periódico y no creí oportuno pronunciarme para desmarcarme de unos hechos que ya de por sí la casualidad y el buen nombre de Diario de Huelva me habían tocado de lleno al ser protagonista de la llamada.

Hoy mis derroteros laborales me llevan a otros lados, y no perjudico mi independencia si me pronuncio. Por ello, hoy que Broncano ha vuelto a ser protagonista por las bromas sobre Huelva, que su colaborador (y no él) Jorge Ponce ha hecho en su nuevo programa televisivo (La Resistencia) una ‘faltada’ sobre la provincia, tengo la oportunidad de mostrar mi opinión sobre un asunto tan polémico.

Creo sinceramente que Huelva está plagada de mucha gente con la piel muy fina y que se disfraza de un falso chovinismo que solo muestran por Facebook, porque cuando toca pelearlo en las calles prefieren quedarse en casa o escondidos bajo el paraguas de las siglas. Creo que el humor, es eso, humor y que evidentemente no a todo el mundo hace gracia, por eso hay muchos humoristas, como hay muchos peluqueros o fruteros, aunque finalmente nos quedemos normalmente con el mismo.

Creo también, querido lector, que esa defensa a ultranza hace mucho más daño que beneficio a Huelva. Si un programa de humor ha hecho durante semanas y semanas chistes sobre todas las provincias de España y todos callan o reaccionan con normalidad a esta ‘faltada’, el hecho de que sea Huelva la única que alce la voz, nos señala ante toda España.

Hace dos años, todos leímos los comentarios y enfados de los onubenses defendiendo su tierra, pocos se pararon a leer los comentarios en Youtube y redes sociales del programa sobre la reacción de Huelva. Todos criticaban la vociferación exagerada que habían puesto a Huelva en el ojo del huracán (la reacción, la broma hubiera pasado desapercibida como pasa día a día) y generaron insultos reales (no los inventados en un contexto de humor) que generaban una imagen triste y decadente de Huelva.

Si han escuchado la expresión de la ‘Huelva cateta’, la Huelva cateta es eso, la que se santigua ante Facebook y dispara sin saber si quiera de qué programa están hablando, la que se une al rebaño bajo el mantra de una palabra, la que gasta más fuerza en voz que en el músculo y hace el ridículo cuando se mira en el espejo de una España moderna.

Afortunadamente son muchos más los que callan por miedo a ser devorados por la marabunta de insaciables que los que realmente ladran, y esta provincia maravillosa (algo que no duda ni el propio Broncano por mucho odio que se exhale) tiene futuro.