1. Home
  2. Sierra
  3. Higuera
  4. de
  5. la
  6. Sierra
  7. José María Ordóñez Rincón fue un político higuereño que llegó a ser senador
José María Ordóñez Rincón fue un político higuereño que llegó a ser senador

José María Ordóñez Rincón fue un político higuereño que llegó a ser senador

0

En muchas localidades de la comarca serrana viven personas dedicadas a la investigación de la historia de su pueblo. Gracias a su trabajo podemos conocer aspectos de interés relacionados con costumbres, lugares o personajes célebres. El blog ‘Higuera de la Sierra: su historia y sus gentes” es una de esas fuentes de conocimiento para los que gustan de bucear en la identidad serrana. Su artífice es Pepe Sierra, quien lleva varios años investigando en la memoria colectiva de su pueblo.

Una de las entradas del blog es la dedicada a José María Ordóñez Rincón, alcalde, senador y uno de los primeros políticos ecologistas de los que se tienen datos. Nació el 7 de junio de 1856 en Higuera de la Sierra, hijo de Antonio María Ordóñez Rincón y Carmen Rincón Rodríguez de Campo. Estudió en el Colegio de los Jesuitas del Puerto de Santa María y el Colegio de Jesuitas de Sevilla, licenciándose en Derecho por la Universidad de Sevilla en 1878. A los 22 años se casó con María de la Paz Lorenzo Serrano, hija de un terrateniente de Zalamea la Real, con la que tuvo tres hijos. Vivió en la casa situada en la Plaza de la Constitución y tiene una calle con su nombre en la actualidad que parte de la que fue su casa y se prolonga hacia la parte alta del pueblo. Fue propietario agrícola de extensas fincas en diversos municipios de la provincia de Huelva y en el Castillo de la Guardas (Sevilla).

Tuvo un papel destacado en la trágica manifestación del 4 de febrero de 1888 en Minas de Riotinto, que dio lugar a la masacre del ‘Año de los Tiros’. Como presidente de la Liga Antihumos, preparó la concentración junto a su suegro, José Lorenzo Serrano, y un líder obrero cubano llamado Maximiliano Torné. Cada uno de ellos encabezaba una de las columnas de manifestantes que se acercaban al ayuntamiento, precedidas por bandas de música y al grito de “¡Abajo los humos! ¡Viva la agricultura!”, según escribió el historiador británico David Avery en 1981.

Su intención era exigir a la todopoderosa ‘Rio Tinto Company Limited’ que acabase con las ‘teleras’, un sistema de calcinación de piritas al aire libre que provocaba graves daños respiratorios a los vecinos y la ruina de las cosechas. La manifestación partió de Zalamea la Real y Nerva y llegó al ayuntamiento riotinteño para entregar una carta exigiendo la eliminación de los humos. Desgraciadamente, la actuación de las fuerzas del Regimiento de Pavía procedentes de Huelva provocaron decenas de muertes, tras una salvaje represión de la protesta.

Antes de este episodio ya había tenido relevancia pública, ya que fue diputado de la Diputación de Huelva por el distrito de Aracena en tres etapas distintas, y llegó a ser vicepresidente de la propia Diputación Provincial, cargos que compaginaba con la gestión de sus propiedades, más de una decena, por las que aportaba pagos a la Contribución de más de 4.000 pesetas anuales.

Fue elegido senador por la provincia de Badajoz en un acta donde se hace constar que los compromisarios y los diputados provinciales acordaron nombrarle por 206 votos, de los 237 posibles.

Se conocen algunas intervenciones de Ordóñez en el Senado español y en diversas comisiones, como la que estudió la carretera municipal de la estación de Fregenal de la Sierra a la de Fregenal Santa Olalla, la Comisión de ferrocarril de la estación de Propios a la línea Baza a Lorca, la Comisión de carretera de Villanueva de la Sierra a la estación de El Vilar, la Comisión de ferrocarril de Minas de Cala a San Juan de Aznalfarache, o la Comisión de ferrocarril de tranvía de vapor de Sevilla- Triana a Hinojos; fue también Secretario de la Comisión de ferrocarril a vapor de la anterior.

En el Diario de Sesiones del Senado solo consta una intervención, donde solicita que se implanten dos horas de clases semanales de Religión en los Colegios, y otra donde pide la palabra, se la conceden para la siguiente sesión, y parece que no llega a utilizarla. En la sesión del martes 16 de Julio de 1901, el político higuereño intervino en la Cámara senatorial para debatir sobre la asignatura de religión, tras la intervención del Obispo de Salamanca y las de los ministros de Gracia y Justicia y de Instrucción Pública. Sus palabras estuvieron dirigidas a advertir de la postura del Partido Liberal, que se alineaba junto a la Iglesia católica. El puesto de Senador del Reino lo ejerció entre los años 1901 y 1902, donde representó al Partido Liberal de Sagasta.

Llegó a ser alcalde de Higuera de la Sierra, durante apenas un año, cargo en el que le llegó su fallecimiento, el 7 de marzo de 1906, tras una larga enfermedad. Su nieto, Rafael Ordóñez Romero, recogió este y otros datos biográficos en su libro ‘Ordóñez Rincón, José María 1856-1906’.