1. Home
  2. Entrevista
  3. Arcángel: “No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones”
Arcángel: “No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones”

Arcángel: “No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones”

0
Francisco José Arcángel Ramos (Alosno -Huelva- 25 de marzo de 1977), conocido en el mundo del flamenco como Arcángel, es toda autoridad en su gremio. Pero él hubiese dado todo lo que tiene por triunfar como jugador de fútbol y haber estado 2 o 3 temporadas en primera división con el Recreativo de Huelva.
Compositor y dinamizador del género además de cantaor de enjundia, Arcángel ha triunfado y de qué manera en la Bienal de Flamenco de Sevilla, la más importante del mundo, lo cual está reservado sólo para los grandes. Su recorrido internacional es muy importante y de tronío flamenco ya saben en certámenes de la categoría
del Carnegie Hall (Nueva York), Teatro Real y Auditorio Nacional de Música (Madrid), Fundación Gulbenkian (Lisboa) las Bienales de Flamenco de Roma y Países Bajos o los referenciales festivales franceses de Aix-en- Provence, Mont de Marsan y Les Sud en Arles.
Tuve la suerte de estar junto a él apenas siendo un niño, cuando por primera vez cantó una saeta en la Semana Santa de Huelva, concretamente en la Plaza de San Pedro, al Cristo de Pasión, donde ya dejó a todos los presentes sorprendidos.
Cargado de premios y reconocimientos por parte de  la prensa especializada y del público, Arcángel es en la actualidad el cantaor flamenco con más prestigio de cuantos existen. Enamorado de esta su tierra, no se ve correspondido por parte de las personas o entidades que programan las actividades culturales de la capital.
Arcángel es trabajador y cuidadoso con su trayectoria musical, donde no deja nada al azar, aunque le guste improvisar en el escenario. Observador, optimista, emprendedor, con iniciativas, solidario, luchador….
Arcángel: "No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones"
Con José Luis Camacho, en el Suizo Chico de Huelva
Llevábamos algún tiempo para  concretar este ratito de charla, pero las muchas ocupaciones del artista han hecho que lo demoráramos en varias ocasiones, aunque hace unos días en la puerta del bar Suizo Chico nos pusimos manos a la obra…
¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo en estos momentos? 
Me parece que hay mucha desinformación de todo, que tenemos que hacer un acto de fe todo el mundo para creernos lo que nos cuentan, y bueno, se pone de manifiesto que las instituciones públicas no son capaces de gestionar esta situación. Es muy compleja que a cualquiera que le hubiese tocado estoy seguro que no habría dado con la tecla, ni a la primera ni a la segunda ni a la tercera. Pero sí hay una responsabilidad de las instituciones con los ciudadanos, el de intentar implantar ayudas para que se pueda desarrollar su actividad, y en el caso de que no se pudiera, que puedan seguir con su vida.
¿Cómo fue tu confinamiento, dónde y con quién lo pasaste?
Bueno, como todo el mundo, aunque yo lo he pasado prácticamente solo, menos cuando me tocaba estar con mis hijos. Fíjate, he pasado varios estados: al principio casi muy agradecido, pasando el periodo de descanso, luego con un montón de proyectos, que tenía en la mente y sobre todo con la creación de “Unión Flamenca”, que hemos hecho para defender los intereses de los artistas flamencos profesionales. Y al final muy agobiado, la verdad es que nadie pensábamos el horizonte tan negro que se nos venía encima.  Al principio, una sobreexposición  en la redes de ayudar mucho, una vertiente solidaria muy fuerte y al final yo creo que todo el mundo agobiado.
Arcángel: "No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones"
¿Es vuestro gremio de los más perjudicados?
Ahora mismo diría que es el más castigado. Por varias cuestiones: primero porque siempre hemos sido muy vulnerables, pues no se tiene una concepción de nuestro trabajo como tal, se cree que es como para pasar el rato, cuando la verdad es que se le dedican muchas horas de tu tiempo y sobre todo el sustento de tu familia, esa es la primera cuestión. Hay que ver también el prestigio social que tiene el trabajo en si, no la persona que ejerce el trabajo, y luego es evidente  que somos los últimos que podemos alcanzar la normalidad, o sea que dependemos  directamente de que acuda público y con las restricciones que nos han puesto, pues en muy contadas ocasiones podemos ejercer nuestro trabajo, con lo cual somos los más perjudicados, además de ser a los que su Ministerio les  ha dado la espalda.
¿Qué proyectos tienes  y especialmente a nivel  individual?
Empezaré  por el individual, el que tenía más a la mano era la grabación de mi próximo disco, el cual he aplazado ya en varias ocasiones. Porque además como sede de la realización del proyecto en una fase importante está en Madrid, y con todos los problemas que hemos tenido para desplazarnos a la capital, por la dificultad de movilidad que tenemos, pues ciertamente es difícil. Ahora estoy iniciando otro relacionado con el fandango de Huelva, pero de momento lo tengo en un horizonte muy lejano.
Arcángel: "No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones"
Arcángel, en su infancia. (Archivo familiar)
¿Qué queda de aquel Arcángel que conocí siendo un niño cantando su primera saeta en la plaza de San Pedro y el Arcángel actual, hecho una figura a nivel mundial en el mundo del flamenco?
Hombre, yo espero que haya muchas cosas dentro y otras que hayan desaparecido, es decir, la ingenuidad, los miedos, la inexperiencia…y por contra quiero creer que siguen estando la ilusión por seguir haciendo cosas, la bondad y cualidades que no se desprende uno de ellas tan fácilmente, ni se adquieren con el paso del tiempo. Pero sobre todo queda, en esencia, la misma persona  con matices diferentes. No cambiamos tanto como nos creemos, aunque sí lo hacemos en algunos aspectos que no son fundamentales.
Se suele decir que nadie es profeta en su tierra, pero creo que tú lo eres. ¿Es así o lo sientes de otra manera?
Bueno, profeta según para quién, aunque yo no me considero profeta. Sí es verdad, reconozco y me siento muy a gusto, que la gente me tengan una estima y yo le agradezco mucho el trato que recibo… pero bueno, luego, por otra parte, mi relación con esta ciudad (Huelva) ha sido bastante distante en cuanto a lo artístico. De largo se puede comprobar que soy  uno de los profesionales del medio que menos apariciones he tenido en esta ciudad. Eso es por algo y son datos que cualquiera puede consultar, pero bueno, es lo que hay, asumirlo. Es la primera vez que hablo de esto, pero es una realidad palpable.
¿A qué se debe ese ‘olvido’?
Bueno, muchas veces no se ha estado a la altura en cuanto a mí, y evidentemente yo también tendré parte de culpa en otras cosas. Sobre todo, lo principal es que no ha habido un entendimiento entre las personas responsables de la programación cultural de la ciudad y yo. Ni unos son los buenos ni otros los malos, simplemente no ha habido buen entendimiento.
¿Cuáles son tus mejores y peores momentos dentro de la profesión?
Creo que los mejores siempre están por llegar, mantengo la ilusión viva por eso. Los peores, en mi caso tienen más que ver en lo personal que en lo artístico, porque si te tuviera que hablar de un periodo de mi vida profesional que haya sido malo la verdad es que no lo encuentro. A todo le he sacado su jugo, con épocas más difíciles y otras menos. A nivel personal, en lo que la vida me ha golpeado, si ha tenido un reflejo en mi profesión y en mi estado de ánimo, pero en lo artístico me considero un afortunado, aunque ello lleve consigo un montón de horas de trabajo e intentar hacer las cosas lo mejor que uno puede.
Arcángel: "No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones"
¿Dentro de la música flamenca quiénes son tus referentes?
Son muchos y muy variados, sobre todo los maestros del flamenco, como la Niña de los Peines, Manolo Caracol, Antonio Mairena…. Pero hay una época que me marca mucho, la de Camarón y Enrique Morente, que a la gente de mi generación nos ha hecho una traducción bastante legible de lo que es la tradición honda del flamenco y eso para mi ha sido determinante.
El fandango que es lo más nuestro, qué es para ti
El fandango soy yo, y yo soy el fandango. Es decir, no me entiendo sin el fandango, ni entiendo esta ciudad sin el fandango, ni entiendo mi carrera sin el fandango. A mi es lo que me ha reportado más beneficios y es algo que amo profundamente.
¿En qué disciplina del flamenco te encuentras más a gusto cantando?
Me encuentro muy a gusto en cualquier disciplina, pero no cabe la menor duda que el fandango es lo que he mamado y lo que más directamente he aprendido y eso en algo se tiene que notar.
¿Cuál es el fandango de Huelva con el que más te identificas?
Hombre quedarme con uno es un compromiso, vamos más que un compromiso una “putada”. Me gustan fundamentalmente los del Alosno y hay uno que es el de Santa Bárbara, que tiene la  dulzura, el impacto y la rabia que tienen los fandangos de nuestra tierra, vamos, que combinan estos elementos y me gusta mucho.
¿Hay muchas envidias dentro del mundo del flamenco?
Supongo que como en todos los mundos. En todos habrá bastantes envidias, rencillas y cuentas que saldar. No es algo que a mi me sorprenda,  el mundo en general es envidioso.
Arcángel: "No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones"
¿En qué lugar del mundo te tratan mejor?
Creo que me tratan bien en todos lados. Pero si te refieres a cómo se trata al flamenco, yo no digo que aquí se trate mal, pero se hace igual que en otros sitios, y eso en sí mismo es una contradicción y recordando  ahora la letra de un fandango “el mundo es un desengaño/ ayer mismo, en mi casa/ me trataron como extraño”. En definitiva, si el ejercicio de tratar bien a las cosas que tenemos en nuestro país es el de ser igual en trato que en otros países, pues ya vamos mal, porque claro qué tienen que ver otros países con el flamenco. Nosotros tenemos mucho que ver con el flamenco, es nuestro, es nuestra identidad, no tenemos que tratarlo igual que fuera de nuestras fronteras hay que hacerlo mucho mejor y eso es lo que no se hace. En definitiva, no digo que se haga mal, pero que se puede y se debe  hacer muchísimo mejor, por supuesto.
¿Las letras de los fandangos son sentencias?
Absolutamente. Cinco versos que te cuentan una historia y que nada tienen que ver con las que van a contar después. En el flamenco hay muchas sentencias, pero el fandango es el palo que más condensa ese mensaje.
¿Qué significó para ti el espectáculo con las Voces Búlgaras en la noche flamenca?
Fue una experiencia de superación y de limitación, porque al final, yo hago las cosas por divertirme, pues me gusta divertirme con la música, pero al mismo tiempo es una contradicción, pues alguien no se divierte cuando está limitado para algo, a no ser que termine aprendiendo a superar esa barrera. Y eso precisamente es lo que fui a buscar, me parecía que tenían una forma de canto muy compleja, que entenderla ya era una aventura, e intentar combinar eso con el flamenco era la segunda aventura y terminar haciendo dentro de la mezcolanza de esas dos músicas un discurso propio era la tercera. Estoy muy orgulloso de lo que hicimos, fue un disco y un espectáculo que al final me reportó muchos beneficios, primero en lo espiritual y luego en lo artístico. Repetiría esa experiencia nuevamente.
La pregunta del millón Arcángel… Has triunfado dentro del mundo del flamenco… pero ¿no te hubiese gustado  más hacerlo en el fútbol?
Esa no es la pregunta del millón. Esa es la realidad. Yo hubiera dado todo lo que tengo, no solo por triunfar en el mundo del fútbol, sino por haber sido un buen jugador de fútbol que es diferente. Me estás hablando de algo que me duele directamente.
¿Y en qué equipo te hubiese gustado triunfar?
Primero en el equipo de mi ciudad, en mi Recre y que me hubiese catapultado a un equipo de los grandes y triunfar en un Madrid, Barcelona, Milán, Juventus….eso sería la ostia. Pero vamos, con haber jugado dos o tres temporadas en el Recreativo en primera división me hubiese conformado.
¿Qué te parece que el Alcoyano haya eliminado al Real Madrid de la Copa del Rey?
Pues mira, me parece bien y no soy azulgrana, sino todo lo contrario. Es bueno que tengan oportunidades todo el mundo y su día de gloria, pues al final eso demuestra que las normas generales existen, pero las excepciones a veces también se dan y los chavales de Alcoy se han dado a conocer al mundo y va a ser un empujón en su carrera y me parece fenomenal.
Arcángel: "No actúo en Huelva porque no ha habido entendimiento con las instituciones"
Arcángel hemos echado un ratito de lo más agradable y te agradezco tu amabilidad, pero estamos llegando al final y si quieres añadir algo más, hazlo.
Creo que poco más, pero si me gustaría añadir que cuando del mundo de la cultura ha intentado alzar la voz, para luchar por sus intereses, ha habido personas que no lo han visto con buenos ojos, por creer desmedida o inoportuna la protesta y eso me ha causado tristeza. Somos gente que estamos siempre con una disposición para intentar ayudar en lo que haga falta. Aún sintiéndonos unos privilegiados, pues tenemos un trabajo a  través del cual disfrutamos muchísimo. Hay quien se queda únicamente con la capa de arriba de lo que es el mundo de la cultura y solo ve las caras famosas, las importantes, y a veces no se dan cuenta del trabajo y de tanta gente que hay detrás, y que muchos son mileuristas como desafortunadamente hay tantos en este país. Me causa tristeza que la gente no entendiera por qué estábamos intentando luchar por nuestros intereses.
Artista, que me ha dado mucha alegría este reencuentro contigo, que te seguiré llamando cada vez que organice un partido de fútbol, que te deseo toda clase de éxitos y que es un auténtico lujazo tener artistas de tu categoría y prestigio en esta tierra y que vayas dejando el pabellón de Huelva en las cotas más altas. !Ah! y que deseo fervientemente que el “desencuentro” con los gobernantes de la ciudad se vaya limando y haya oportunidad de verte en las programaciones culturales de Huelva con más asiduidad.