Home Huelva Focos de contagio de coronavirus: los residuos personales escapan al control sanitario
Focos de contagio de coronavirus: los residuos personales escapan al control sanitario

Focos de contagio de coronavirus: los residuos personales escapan al control sanitario

0

La presencia en las calles, paseos y zonas de uso público de pueblos y ciudades de guantes, mascarillas, pañuelos de un solo uso, colillas y bolsas de basura abandonadas fuera de los contenedores alerta a las autoridades. El abandono de residuos personales y la mezcla de desechos en los contenedores contrasta con el férreo control que se sigue con los residuos hospitalarios infectados por coronavirus.

Una de las derivadas menos conocidas de la pandemia del coronavirus está siendo la gestión de los residuos procedentes de pacientes infectados por Covid-19 y con ello todo el material y desechos sanitarios que acumulan los hospitales y centros de salud y que están obligados a tratar, almacenar y eliminar de forma especial.

Las autoridades sanitarias de Huelva garantizan la implementación de medidas que minimizan los riesgos de contagio al tratar y almacenar estos residuos infecciosos hasta su eliminación definitiva en vertederos o planta incineradora.

En el caso de los centros hospitalarios de Huelva los residuos se gestionan por parte de empresas externas que siguen los protocolos establecidos por el Servicio Andaluz de Salud. En el caso onubense, Cespa G.R, filial de Ferrovial,  se encarga de recogerlos y llevarlos en contenedores especiales y herméticos a los centros de tratamiento de residuos peligrosos autorizados para su tratamiento evitando en todo momento su manipulación.

Los tratamientos, según ha informado Salud a diariodehuelva.es, se realizan según el Real Decreto 830/210 y el Decreto 8/1994 y los protocolos establecidos en varias normas específicas al tiempo que todos los productos empleados están debidamente registrados y en posesión de su ficha técnica y de seguridad, lo que garantiza en todo momento el tratamiento correcto de los mismos. Para aumentar el control se esterilizan en unos espacios anexos a los hospitales antes de llevarlos a una planta de tratamiento final (que se desconoce al no facilitar ni el SAS ni Cespa G.R el destino último de esos desechos infecciosos).

La mejora en el proceso de recogida de desechos y residuos sanitarios ha incluido una de las peticiones de los trabajadores que habían exigido la diferenciación entre residuos Covid y no Covid así como la desinfección de los contenedores usados en los espacios anexos a los hospitales (Juan Ramón Jiménez, Infanta Elena, Vázquez Díaz y Comarcal de Riotinto) para garantizar la seguridad del personal.

Focos de contagio de coronavirus: los residuos personales escapan al control sanitario

Sin embargo, el tratamiento y eliminación de residuos en estos tiempos de pandemia ha dejado algunos cabos sueltos en la parte más inesperada: las calles de Huelva y otros municipios y ciudades.

Bolsas de basura fuera de los contenedores, mascarillas, guantes de nitrilo, manoplas plásticas, pañuelos de un solo uso y colillas tiradas en la vía pública y abandonados tras su uso en cestas y carros de algunos supermercados y aparcamientos han provocado que salten las alarmas. También ha alertado a los vecinos el arrojo de restos de comida, envases, bolsas y otro tipo de desechos procedentes de algunos edificios que han sido ocupados y permanecen sin control sanitario y de limpieza.

La presencia de este tipo de útiles que pueden estar contaminados por Covid-19 es un riesgo inasumible. Porque en Huelva capital se han detectado ya más de 150 casos de coronavirus y en pueblos como Aracena se ha llegado a superar el medio centenar, según el contador de la Junta de Andalucía. Eso hace imprescindible extremar el civismo y la cautela entre la población.

Para extremar la prevención, desde el ámbito de la Policía Europea Europol se ha puesto en marcha el operativo Retrovirus para el control y tratamiento especial de los residuos sanitarios que se producen actualmente y que reúnen las diferentes medidas de prevención a aplicar tanto por los servicios de recogida de basura domiciliaria municipales, centro de salud, hospitales y residencias.

Focos de contagio de coronavirus: los residuos personales escapan al control sanitario

Algunas ciudades (no es el caso de Huelva) han optado por instalar contenedores especiales para recoger este tipo de residuos, sobre todo para que se puedan arrojar en ellos los útiles y desechos contaminados procedentes de los pacientes infectados, en aislamiento domiciliario o cuarentena.

En el caso de Huelva, este tipo de residuos domiciliarios y de algunas empresas en funcionamiento por su carácter esencial se están tirando a los contenedores de fracción resto que luego recoge cada noche el camión de la recogida de residuos sólidos urbanos. Y esta basura acaba llegando a las plantas de transferencia o vertederos de referencia como el de Villarrasa. Aunque en estos centros se evita actualmente el triaje (selección) manual y se ha optado por automatizar el proceso para evitar accidentes y la contaminación de los trabajadores.

Las autoridades ya han dado la voz de alarma: una fuente de contaminación y alto riesgo para la salud pública es el hallazgo de artículos usados de protección individuales, mascarillas y guantes, abandonados en áreas públicas, incluso llevadas por el viento hasta zonas de paseo.

Focos de contagio de coronavirus: los residuos personales escapan al control sanitario

Con la desescalada en marcha y la salida de los niños a la calle, ataviados con sus juguetes, bicicletas y balones, esto supone un riesgo añadido y un peligro.

La Fiscalía de Medio Ambiente ya ha enviado instrucciones a los fiscales para que se impliquen en la supervisión de posibles comportamientos delictivos en el tratamiento y gestión de los residuos.

Residuos en domicilios con Covid-19 y no Covid

El oficio recuerda que el Ministerio de Sanidad estableció una serie de instrucciones sobre la gestión de residuos relacionados con la COVID-19 procedentes de domicilios con positivos así como de hospitales, ambulancias, centros de salud o laboratorios. En este sentido, debido a los peligros que entraña el coronavirus y de sus consecuencias en el medio ambiente y en la salud de las personas, insta a los fiscales territoriales de medio ambiente para que los diferentes cuerpos policiales (Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local) vigilen por el correcto seguimiento del contenido de la citada orden en lo relativo al tratamiento, gestión y disposición de los residuos controvertidos.

Según Europol, problemas muy graves como la aparición de máscaras faciales en el mar amenazan al medio ambiente, trayendo consigo la propagación de la pandemia y otras enfermedades así como la contaminación del mundo marino.

En la Orden SND/271/2020 se regula específicamente la gestión de los residuos procedentes de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. Y en esa orden se establece el destino de los residuos procedentes de hogares, hospitales, ambulancias, centros de salud, laboratorios y establecimientos similares.

En hogares con positivo o en cuarentena por COVID-19, las bolsas de fracción resto generadas, adecuadamente cerradas siguiendo las recomendaciones del apartado 1 del anexo, se depositarán exclusivamente en el contenedor de fracción resto o en cualquier otro sistema de recogida de fracción resto establecido en la entidad local. En los sistemas de recogida húmedo-seco, las bolsas se depositarán en la fracción que indique la entidad local y dicha bolsa recibirá el tratamiento indicado en el apartado segundo.4.

Queda terminantemente prohibido depositar tales bolsas en los contenedores de recogida separada (orgánica, envases, papel, vidrio o textil) o su abandono en el entorno o en la vía pública.

La gestión de los residuos procedentes de hogares sin positivo o en cuarentena por COVID-19, continuará realizándose del modo habitual conforme a la normativa ordinaria de gestión de residuos, teniendo en cuenta las recomendaciones del apartado 2 del anexo.

Se podrán establecer recogidas diferenciada de las bolsas procedentes de centros/lugares donde se dé un elevado nivel de afectados por COVID-19 (residencias, hoteles medicalizados, etc.). Hasta ahora, el centro más afectado por la presencia de coronavirus en Huelva ha sido la residencia de Aracena, en la que se han producido dos fallecimientos y 19 positivos entre residentes y trabajadores del geriátrico.

Este reglamento debe emplearse actualmente en la provincia de Huelva no solo en los centros hospitalarios, centros de salud y residencias sino también en los domicilios de los más de 400 contagiados que se han registrado ya. De ellos, 218 contagios se han producido en residentes del distrito Huelva-Costa (que incluye la capital); más de un centenar (103) en el distrito Sierra-Andévalo-Central y 87 en el Condado-Campiña.

De estas tres zonas sanitarias la que presenta mayores deficiencias en la calidad de los contenedores es la Sierra, donde se emplean aun en numerosos municipios, aldeas y pedanías contenedores sin pedal, por lo que, de momento, se aconseja dejar las tapaderas abiertas para evitar la manipulación del contenedor. Al fin y al cabo, allí se depositan las bolsas personales procedentes de hogares y también residencias, algunas con pacientes diagnosticados por Covid-19.

No obstante, los ayuntamientos onubenses y las empresas adjudicatarias del servicio de recogida de basuras han aumentado las medidas de limpieza y desinfección de los contenedores.

Focos de contagio de coronavirus: los residuos personales escapan al control sanitario