Home Al oído Los voluntarios que le llevan el desayuno cada mañana a la Policía en Huelva
Los voluntarios que le llevan el desayuno cada mañana a la Policía en Huelva

Los voluntarios que le llevan el desayuno cada mañana a la Policía en Huelva

0

Los bares y comercios están cerrados. En mitad de la cuarentena y en pleno confinamiento, la Policía de Huelva sigue trabajando ininterrumpidamente para salvaguardar la salud y la seguridad de los ciudadanos ante la pandemia.

Pero en tiempos de coronavirus, el sentimiento de unidad está más presente que nunca y en Huelva no dejan de llover iniciativas solidarias.

Es por eso, que desde hace más de una semana, Policía Local y Nacional reciben a diario un gran desayuno solidario que les ayuda a afrontar con fuerzas la dura e intensa jornada.

Adrián Santos y Guadalupe García, (gerentes de Hostería La Rábida), junto con Manolo Pala y Prudencio Serrano (director y colaborador de Odiel Radio) ofrecen todos los días, de manera completamente altruista, este delicioso desayuno a los agentes de la capital.

Cada mañana, a partir de las 08:30 h., llega el buffet con café, leche, pan, fruta (fresas de Huelva) y dulces recién hechos, primero, a la comisaría de la Policía Local y, posteriormente, a la de la Policía Nacional.

Unos 100 desayunos diarios que suponen un gran trabajo para estos voluntarios que, sin obtener ningún beneficio, se levantan alrededor de las 7:00 h. para preparar todo y que no falte ni un solo detalle.

“Queríamos agradecerles el gran trabajo que están haciendo por los ciudadanos estos días. Ellos ni siquiera podían tomarse un café, ya que todos los establecimientos están cerrados. Por eso pensamos en esta iniciativa. Es nuestra particular forma de contribuir al momento que estamos viviendo”, cuenta Prudencio.

Para surtir este buffet de alimentos, han contado con las empresas colaboradoras: Fres Castaño, Fresón de Palos, Distribuciones Puerto, Distribuciones hermanos Vargas, Catunambú y Mauri Romero.

Además, tras servir el desayuno a la Policía, se dirigen a la sede del 061, a los que reparten pan todos los días.

Una bonita forma de empezar la jornada y que, sin duda, sirve de inspiración a quienes salen a la calle a jugarse la salud y el tipo en plena crisis sanitaria.