Podría interesarte:
Home Opinión España ganará
España ganará
0

España ganará

0

Esta vez escribo el artículo desde mi casa como muchos millones de españoles, confinada por esta terrible pandemia que estamos viviendo en pleno siglo XXI, donde las nuevas tecnologías inundan nuestras vidas, en un tiempo donde los valores de la sociedad se desangran, donde las prisas y el ‘lo dejo para mañana’ se hacen un tic diario, donde hemos preferido un WhatsApp a un beso o a un abrazo verdadero, un pésame en el Facebook y podría seguir y seguir poniendo ejemplos.

Pues sí, un enemigo invisible y sin armas nos ha hecho parar nuestras vidas y ha dejado vacío muchos hogares, llevándose consigo toda una generación a la que tanto le debemos. Pero no solo a nuestros mayores, también ha atacado indiscriminadamente a toda la sociedad sin importar la edad dejando un reguero de lágrimas en toda España.

Esta terrible pesadilla que padecemos nos hace pensar que el tesoro más valioso no está en nuestras cuentas corrientes, ni en el número de casas, coches o barcos, nuestro mayor tesoro son nuestras familias y aquellos que se acuerdan de ti para llamarte y decirte “buenos día”, “”¿cómo estás? Los amigos.

Cuando tu mundo día tras día se encuentra en setenta, cien o doscientos metros cuadrados, empiezas a replantearte muchas cosas. Quizás es una llamada de atención de la naturaleza que parece impasible ante lo que está sucediendo, quizás es un freno al ser humano por haber perdido nuestra razón de existir.

Pero ante la adversidad tenemos que seguir siendo fuertes y estar más unidos que nunca, ya habrá tiempo de exigir responsabilidades, y así lo estamos demostrando con grandes ejemplos de solidaridad y sacrificio por parte de mucha gente, esa gente que se pone su uniforme de sanitario como verdaderos ángeles, de aquel voluntario que ayuda a los más necesitados, del transportista, de los dependientes, de nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de la policía local, de los hombres y mujeres de la limpieza, de nuestros autónomos, de los medios de comunicación y a todos y cada uno de nosotros que ponen su granito de arena para llevar su generosidad y solidaridad a cuantos lo necesiten. Así es de verdad el ser humano ante situaciones como esta pandemia.

Con mis palabras quiero trasladar optimismo y positividad, pues de esta situación vamos a salir. Estoy segura. Volveremos a llenar las calles, volverán a encenderse las luces, volveremos a brillar, pero con una lección aprendida de por vida, ni el oro ni los tesoros más preciados del mundo pueden frenar a un enemigo como el que hoy por hoy tiene a toda la humanidad desolada. Ante él no valen misiles, ni bombas, ni armas, es una guerra donde el hombre y la mujer se sienten desnudos y vencidos.

Y recordemos que en esta guerra no estamos solos, estemos en Andalucía, Extremadura, Madrid, o en cualquier lugar del mundo, recordemos que, aunque nos separa la distancia seguimos “compartiendo la luna.”

A todos, palabras de ánimo, de solidaridad, de humanidad y de responsabilidad y no olvidemos que pronto nos volveremos a ver por nuestras calles de Huelva, abrazándonos y sintiendo el roce de la piel con piel porque en este momento el tiempo es solo una palabra.

¡Cuéntanos!