Home Área Metropolitana Aumentan los casos de enfermedades de transmisión sexual en Huelva
Aumentan los casos de enfermedades de transmisión sexual en Huelva

Aumentan los casos de enfermedades de transmisión sexual en Huelva

0

En la era de la información, en la que todo está a un solo golpe de clic parece que la desinformación también ha invadido la sociedad actual, ya sea por saturación de información, noticias falsas o simplemente desinterés por parte del usuario. En el área de la educación sexual sorprenden los últimos datos relativos al aumento considerable de las enfermedades de transmisión sexual. Entre un 20 y un 70% es el porcentaje de aumento que están sufriendo algunas de las patologías.

Tal y como ha confirmado la delegación provincial de Salud y Familias a diariodehuelva.es, en el apartado de la incidencia, desde 2011 se viene registrando en el conjunto de Andalucía un notable incremento en las ITS en general (del 20 al 70% en función de la patología), motivado por una menor percepción del riesgo entre la población, con el consiguiente menor uso de medidas de prevención como el preservativo, a la vez que la aparición de nuevas pautas de conducta sexual.

Este aumento se puede trasladar a cada provincia ya que los datos demuestran que son registros con porcentajes muy similares. Preocupa especialmente este aumento y por ello, dentro de las prioridades de la Consejería de Salud y Familias se encuentran las políticas de salud pública y la prevención de las enfermedades. “Un compromiso permanente” que se manifiesta en muchas de las estrategias que se ponen en marcha. Por ejemplo, en el ámbito de la lucha contra las Infecciones de Transmisión Sexual, su principal estrategia es el Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

Este plan contiene acciones de prevención y diagnóstico precoz de estas infecciones en el ámbito de la atención primaria y hospitalaria, así como en los espacios comunitarios, fundamentalmente en el ámbito educativo, en los que se desarrollan programas específicos de diagnóstico precoz, en colaboración con entidades sociales.

Enfermedades de transmisión sexual

Cuando hablamos de enfermedades de transmisión sexual hay que pensar que “la mayoría se pueden evitar utilizando medidas de protección como el preservativo”. 

Entre las ITS con mayor incidencia se encuentran la gonococia, sífilis, chlamydia y herpes genital. De 20 a 29 años es la franja de edad con mayor tasa de diagnóstico, de ahí la importancia de acciones de información y prevención. Atrás quedan las campañas como las de ‘Póntelo, pónselo’, pero son diversas las acciones que se están realizando para poder concienciar a los más jóvenes de los peligros de las relaciones sexuales sin protección. 

En los últimos años también es reseñable el aumento de la incidencia de hepatitis A en hombres que mantienen sexo con hombres, a los que se ha dirigido una campaña informativa y de vacunación específicas para evitar contagios.

Casos de VIH

Centrándonos específicamente en el VIH (Sida), la aparición de nuevos casos por infección se encuentra estabilizada en Huelva. En 2018, último dato disponible, se registraron 33 en la provincia frente a los 32 de 2017. La tasa de incidencia en Huelva es de 6,35 casos por 100.000 habitantes, algo inferior a la andaluza (6,92) y la española (6,94).

A nivel autonómico, el 81% de las nuevas infecciones se produjo en hombres y el 19% en mujeres. La categoría de transmisión más frecuente fue la de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (53%), seguida de la heterosexual (27,9%) y de las personas que se inyectan drogas por vía intravenosa (1,7%). Un 33,4% de las nuevas infecciones se diagnosticaron en jóvenes menores de 30 años, por lo que desde el Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras ITS se insiste en la necesidad de continuar avanzando en materia de prevención, especialmente entre la población joven.

Con el objetivo de disminuir el número de nuevos casos y de agilizar el diagnóstico para iniciar cuanto antes el tratamiento, la Consejería de Salud y Familias desarrolla el Programa de Detección Precoz del VIH en el ámbito comunitario, que se lleva a cabo en colaboración con asociaciones y entidades trabajan en el ámbito del VIH/sida.

Se trata de una de las principales líneas de trabajo de la Junta que posibilita, a partir de la recogida de saliva o de una pequeña muestra de sangre similar a las utilizadas para el control de la glucosa, el diagnóstico precoz de los anticuerpos que produce el organismo en respuesta al virus. Está recomendado para aquellas personas que hayan realizado alguna práctica de riesgo, como mantener relaciones sexuales sin protección o compartir material de inyección para el consumo de drogas.

El 38,7% de las nuevas infecciones por VIH de 2018 cumplieron la definición de diagnóstico tardío, un porcentaje considerablemente inferior al de España (47,6%) y de la Unión Europea (47%). El diagnóstico tardío fue mayor entre las mujeres (42,7%) que en los hombres (37,8%) e igualmente más elevado entre las personas heterosexuales (48,1%) que en personas homosexuales (32,9%).

Tal y como subrayan los responsables del Plan, el retraso diagnóstico es un serio problema de la infección por VIH debido a su elevada frecuencia, tanto a nivel mundial como en nuestro entorno, y a las graves consecuencias médicas que ocasiona, ya que las personas con infección por VIH que se diagnostican tardíamente, al no acceder al tratamiento antirretroviral, presentan una mayor incidencia de numerosas enfermedades, lo que provoca que su mortalidad sea muy superior a la de las personas que acceden al tratamiento antirretroviral de forma más temprana.

Además, los diagnósticos tardíos tienen influencia directa con la transmisión del VIH, ya que las personas que desconocen estar infectadas (se estima que un 14% de las personas infectadas en España no saben que lo están), al tomar menos precauciones y no tener controlada la infección, transmiten el virus con mayor facilidad. Por tanto, la reducción del retraso diagnóstico constituye uno de los principales retos de la respuesta a la epidemia del VIH en todo el mundo.

Educación en jóvenes

Es muy importante resaltar que en el Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), se trabaja el entorno educativo a través de la estrategia Forma Joven. Este programa, que se desarrolla conjuntamente con la Consejería de Educación, traslada a los espacios frecuentados por el colectivo joven acciones de formación e información mediante las cuales se atienda sus demandas y se les ayude a afrontar los problemas de salud más frecuentes en esta etapa de la vida. Tiene como población destinataria específica al alumnado de Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos.

El curso pasado participaron en la estrategia Forma Joven un total de 21.341 estudiantes de 56 centros educativos en la provincia de Huelva.

Asimismo, instituciones como la propia Universidad de Huelva trabaja a través de su Unidad de Salud en la educación sexual sin miedos, ni tabúes. Es por ello, que en jornadas como el Día Europeo de la Educación Sexual (que se celebra en la misma fecha que el Día de los Enamorados), realiza actividades para sensibilizar, concienciar e informar a la comunidad universitaria de la importancia de una salud sexual responsable como medio de prevención, así como de la importancia del uso del preservativo como método de protección de doble barrera frente a Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

 

Desde la Unidad de Salud de la Universidad de Huelva, dirigida por la profesora Begoña García, han puesto el foco en preocupantes datos de la juventud actual, como que cerca del 25% no conoce el estado de salud sexual de su pareja, o que el 12% confiesa que continúa empleando la ‘marcha atrás’ como método de prevención. Y es que los datos del 8º Barómetro ‘Los jóvenes y el sexo’, elaborado por CONTROL, según el cual el 73% de los jóvenes sostiene que aún no existe suficiente información en esta materia, casi dos puntos por encima que la cifra del año anterior.

Otro dato llamativo en materia de concienciación es que “el preservativo se presenta como método de protección de doble barrera” y aliado para una relación sexual segura, divertida y responsable (59,3%).

La educación sexual se ha convertido en una materia imprescindible, incluso cuando más información libre existe, debido a que lamentablemente aún existe un amplio sector del colectivo juvenil que no está suficientemente concienciado en esta materia.

¡Cuéntanos!