Home Agricultura Los altos costes de producción y bajos precios “están lastrando” la agricultura onubense
Los altos costes de producción y bajos precios “están lastrando” la agricultura onubense

Los altos costes de producción y bajos precios “están lastrando” la agricultura onubense

0

El sector de la agricultura onubense está en pie de guerra. Si hay una característica que define a los agricultores, y ganaderos, de la provincia es su arduo trabajo para poder “sobrevivir” en un mercado cada vez más agresivo en el que los altos costes de producción y los bajos precios a los que se les pagan los productos están “lastrando” el sector.

En Huelva se crean cada temporada más de 97.000 empleos directos en las campañas agrícolas, a los que hay que sumarles los puestos de trabajo que dependen de estas: transportistas, embalaje… Los empresarios del sector reivindican “mayor apoyo y unos precios más justos, para productores y para los consumidores“, ha apuntado a diariodehuelva.es el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores de Huelva (UPA Huelva), Manuel Piedra.

En este sentido, José Luis Marín, secretario general de Asaja-Huelva, ha considerado que “la crisis de precios en el campo viene siendo denunciada por Asaja-Huelva desde hace décadas. Solo hay que tirar de hemeroteca para comprobar cuántas veces nos hemos movilizado pidiendo a los distintos gobiernos que implementen medidas para paliar la falta de rentabilidad de la agricultura y de la ganadería, para evitar ser víctimas de la especulación de los oligopolios de la distribución y una ley de doble etiquetado, para que el consumidor pueda comprobar los márgenes de los productos que adquiere y la injusticia que se comete con los productores”.

Desde UPA Huelva se ha afirmado a diariodehuelva.es que “lo que no era de lógica es que a nosotros nos pagaran 2 euros el kilogramo de fresas por ejemplo y lo vendieran a 8 euros, perjudicando al agricultor y al consumidor que pagaba un precio inflado por los supermercados”.

Medidas Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

En esta situación está intentando mediar el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación cuyo máximo representante, Luis Planas, presentaba hace unos días al Consejo de Ministros un informe sobre la Mesa de Diálogo Agrario constituida con las organizaciones profesionales agrarias para dar respuesta a los problemas del sector agroalimentario.

Según ha recalcado Planas, el Gobierno “comprende la preocupación de agricultores y ganaderos por la volatilidad de los precios y la disminución de los márgenes comerciales, situación que no solo está ocurriendo en España sino que también afecta a otros países comunitarios como Países Bajos, Francia o Alemania”. Así, en relación con los precios, el Ministerio ha apuntado que pretende incrementar la dotación en los Presupuestos Generales del Estado para apoyar el sistema de seguros agrarios, “el mejor elemento de defensa frente al riesgo climatológico” y una herramienta clave para los productores en casos de pérdida de producción por las adversidades climáticas.

Y, en relación con el mercado, el Ministerio está elaborando una propuesta de modificación de la ley de la cadena alimentaria, cuyos principales aspectos son el establecimiento de una relación más precisa de las prácticas comerciales prohibidas (con la trasposición de la directiva comunitaria sobre prácticas comerciales desleales), la regulación contra la destrucción del valor de los productos agrarios (conocido como venta a pérdidas), la obligatoriedad de incluir el coste de producción como factor para el establecimiento de los precios en los contratos agrarios, y la publicidad de las sanciones impuestas a las empresas que incumplan la normativa en los contratos con agricultores y ganaderos.

Respecto a estas medidas propuestas por el Gobierno, Asaja-Huelva ha expresado su alegría. “Nos parece positivo que se aborde el tema de los precios de una vez, pero sin perder de vista todo lo demás. El Gobierno tendrá que habilitar medidas fiscales, establecer acuerdos comerciales más justos poniendo por delante a su sector productor y afrontar unas carencias estructurales que son producto de décadas de dejadez y falta de inversión. Solo así pueden tener futuro la agricultura y la ganadería de nuestra provincia”.

Cuando Asaja-Huelva apunta “sin perder de vista todo lo demás” hace referencia a los costes de producción y a las “férreas normativas” a las que se enfrenta el sector para comercializar sus productos por ejemplo. Su secretario general ha expresado a diariodehuelva.es que “no sólo se trata de un problema de precios en origen. El aumento constante de los costes de producción, con partidas como los salarios, que en el último año han subido un 28% prácticamente de golpe sin que los productores puedan repercutir este ascenso en sus precios, es uno de esos problemas, al que hay que sumar el consiguiente incremento del gasto en seguridad social derivado de esa subida”.

Marín ha añadido que “todo esto podría dar al traste con los cultivos mayoritarios en nuestra provincia, que precisan un gran número de mano de obra y que por tanto, se resienten especialmente por este incremento en concreto. Cabe recordar que son estos cultivos los que están siendo en los últimos años el motor de nuestra economía y los que están alejando a Huelva del incremento del paro que sí se está produciendo en otros lugares“.

En este sentido, UPA-Huelva ha afirmado que “la agricultura sigue siendo el motor de la provincia y hay que defenderla“. Por ello, desde UPA Huelva se va a presentar una moción en Diputación y en todos los ayuntamientos “para defender el producto de Huelva”. Desde hace varias semanas el sector agrícola y ganadero se ha levantado en todo el territorio nacional para demandar una serie de medidas que permitan que el trabajo de los productores “sea digno y rentable”.

Por ello, Piedra ha explicado que “estas reivindicaciones vienen siendo una constante para UPA Huelva en los últimos años, dado que la organización viene denunciando la presión que se ejerce a nuestros agricultores/as y ganaderos/as que se está traduciendo en explotaciones poco o nada rentables, productos poco valorados en la cadena agroalimentaria y, como consecuencia, una falta de relevo generacional y un abandono progresivo del campo“.

Desde UPA Huelva anuncian un calendario de acciones para “articularizar en nuestra provincia las reivindicaciones que se están siguiendo en toda España y para lo que queremos recabar la opinión y sumar a cuántos más agentes sociales y económicos sea posible. Y es que necesitamos que se posicionen ante las necesidades que actualmente demanda el sector de cara a la defensa de la agricultura y ganadería de la provincia de Huelva y de unos precios justos para los productos agrícolas y ganaderos”.

Sobre los ganaderos también ha hablado Asaja-Huelva, que ha apuntado que “en el caso de la ganadería es tanto o más sangrante, toda vez que los precios en origen de los productos cárnicos llevan años sin actualizarse, por lo que hoy se compra al ganadero la carne al mismo precio que se le compraba hace 20 años, mientras que los costes de producción se han incrementado progresivamente y sin parar, lo que ha llevado, como hemos denunciado en muchas ocasiones, a que muchas explotaciones en nuestra provincia hayan tenido que cerrar sus puertas”.

A todo esto se suman otros factores como “las inclemencias climáticas, en nuestro caso, la sequía, a la que los agricultores y especialmente los ganaderos están teniendo que hacer frente en solitario, afrontando el coste de la compra de piensos y de agua para sus explotaciones sin que se habiliten las ayudas directas que, en este caso, anunció la Junta de Andalucía”.

Pero al problema de los precios o las inclemencias climáticas, hay que sumarle “las férreas normativas a las que nos vemos sometidos mientras sufrimos la competencia desleal e injusta de países terceros como Sudáfrica o algunos países de América del Sur, en el caso de la naranja, un producto tan importante para nuestra provincia. Es significativo que no se aplique sobre estos productos la misma severidad que se nos aplica a nosotros, mayor vigilancia en las aduanas que impida que nos inunden de productos que no cumplen ni por asomo con las normativas europeas”, ha añadido el secretario general de Asaja-Huelva.

Una situación para la que UPA-Huelva reclama mayor apoyo de las instituciones onubenses con su moción, ya que “debería ser obligatorio el etiquetado en origen para todos los productos frescos y manufacturados, como forma para poner en valor el trabajo de los agricultores/as y ganaderos/as y dar más información a las personas consumidoras”. A lo que Piedra ha añadido que “debería haber una introducción de índices de costes de producción en los contratos de compraventa de los alimentos. Para que se puedan referenciar a índices de costes de producción, como sucede en Francia o Italia”.

Medidas Junta de Andalucía

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha anunciado en Fruit Logística que el próximo lunes, 10 de febrero, el Consejo de Gobierno analizará un ‘exhaustivo informe’ elaborado por su Departamento con datos que justifican la solicitud que se hace desde Andalucía al Gobierno central para reducir los módulos del IRPF de determinados productos agrarios. Crespo ha explicado que ésta es una de las medidas acordadas en la mesa de interlocución del sector hortofrutícola y que su objetivo es respaldar a unos agricultores y ganaderos que se están viendo afectados por la sequía, por los “desequilibrios de los mercados” y por adversidades climáticas como DANAs, tormentas o el granizo, entre otras circunstancias.

La consejera ha apuntado que a pesar de que para el sector de las frutas y hortalizas “no ha habido una campaña buena, tenemos una exportación mayor y estamos abriendo mercados emergentes”. Las ventas agroalimentarias de Andalucía en el extranjero han crecido un 5% de enero a noviembre de 2019 hasta alcanzar los 10.259 millones de euros, incremento que en las exportaciones hortofrutícolas se eleva hasta el 8% y supone transacciones por valor de 5.270 millones de euros.

El sector está llamado a continuar con las manifestaciones y calendarios de actividades para reclamar sus derechos y mejoras laborales. 

¡Cuéntanos!