Home Área Metropolitana Doce años del asesinato de la pequeña Mariluz Cortés
Doce años del asesinato de la pequeña Mariluz Cortés

Doce años del asesinato de la pequeña Mariluz Cortés

0

Este 13 de enero de 2020 se cumplen doce años desde el asesinato de la pequeña Mariluz Cortés. Así lo ha recordado su padre, Juan José Cortés, en sus redes sociales, que se ha mostrado muy apenado y con un mensaje triste sobre la perdida.

“¡cuanto dolor! , me estoy haciendo viejo en una llaga de dolor continuo, ¡que pena! …. Maquillar la herida durante tantos años, no me ha servido de nada. La lucha ha sido una utopía, una escusa para huir de la miserable llaga, que ha dejado tu perdida una viva llaga de pena y amargura. Cuando llegan estas fechas vuelves a despertar y tienes que volver a remontar desde el más absoluto infierno. Es verdad que esto es lo más cerca que puede estar un hombre de la locura sin perder la razón, la única vía de escape que he tenido ha sido mi lucha, mi locura razonable, o lo que llaman algunos, la maldita pero bienvenida justicia. Que pena……”.

En este sentido, Cortés ha afirmado que “nunca te olvidaremos, aunque este maldito día nos recordará siempre que ya no estás con nosotros, aunque te siga esperando, la verdad que eres tu quien nos espera a nosotros….. Que pena.… Solo me queda el consuelo de Verte un día, para mi solo cuenta ese día, los demás solo son el puente hacia ti. Te veré te lo prometo y haré todo lo posible por seguir el camino, con integridad sabiendo que Dios estará conmigo y no me fallarán las fuerzas”.

La pequeña de los Cortés, familia que vivía en la barriada onubense del Torrejón, salió de su casa el 13 de enero a comprar golosinas y nunca volvió. La desaparición de la niña de cinco años movilizó a Huelva entera, aunque desgraciadamente no tuvo final feliz puesto que su cadáver apareció el 7 de marzo de 2008, 54 días después, flotando en la ría de Huelva. Mariluz murió a manos de Santiago del Valle y su hermana Rosa, ambos condenados en 2011 a la pena de 19 años de cárcel por un delito de asesinato y a la de tres años por un delito de abuso sexual, el primero, mientras que su hermana lo fue a nueve años como cómplice de asesinato.

En esos días toda la sociedad onubense se movilizó en su búsqueda y cuando apareció el cuerpo, su familia, encabezada por su padre, Juan José Cortés, comenzó otra campaña para que se hiciera justicia y lo sigue haciendo.