Home Opinión Bombillas de ilusión
Bombillas de ilusión
0

Bombillas de ilusión

0

Durante estos días cercanos a unas fiestas tan entrañables para unos y vividas con dolor y tristeza por otros, como es la Navidad, surge inevitablemente también la polémica en relación al embellecimiento de la ciudad con más o menos adornos navideños y el gasto que ello conlleva para las arcas municipales.

Por eso para unos, la iluminación navideña supone un derroche y un gasto que no son necesarios en los tiempos en los que estamos y defienden que ese dinero sería mejor invertirlo en otras necesidades que tiene la ciudad. Otros, en cambio, se muestran a favor defendiendo que son fechas especiales y que esos ‘fondos’ están bien empleados en embellecer la ciudad para recibir la llegada de la Navidad.

Al margen de si uno es más o menos religioso o más o menos creyente, lo cierto, y es una opinión personal, la ciudad luce más bonita, transmite más ilusión y una alegría que te invita a vivir estos días de manera diferente.

Los que sí creemos en lo que simbolizan estos días nos invade el espíritu navideño, que habitualmente lleva aparejado una mayor conciencia de valores como la solidaridad, la paz, la humanidad, el amor, la comprensión que bien deberían prevalecer durante los 365 días del año.

Lo reconozco, yo soy de esas personas a las que le gusta que Huelva brille en Navidad porque me gusta ver en estos días mi ciudad bonita con sus luces brillantes, los villancicos sonando, las zambombas de las hermandades por sus rincones, los belenes repartidos por todas las barriadas, las asociaciones festejando la Navidad y compartiéndola con sus vecinos, el comercio de barrio lleno de gente, los niños nerviosos por las calles y Huelva con ese sello gastronómico único. El espíritu navideño callejeando.

Tener embellecida la ciudad te lleva, te inspira, te ayuda y te motiva más a romper con la monotonía, a encontrarte con esos amigos que en muchas ocasiones los ves de Navidad en Navidad, a disfrutar del tiempo con la familia, en definitiva, a vivir más esta ciudad. Huelva se echa a la calle y demuestra que está viva. Por eso defiendo que Huelva esté embellecida en Navidad, porque así Huelva brilla más.

No apaguemos nuestra ilusión y busquemos detrás de cada bombilla ese deseo que aún nos falta por cumplir.

Y con la Luz de estas fechas me gustaría que la felicidad brillara en todos nosotros y se cumplan nuestros deseos, sobre todo los importantes: la salud, el trabajo y el amor. Todos nos lo merecemos. Felices Fiestas.

¡Cuéntanos!