Podría interesarte:
Home Opinión Es la democracia, oiga
Es la democracia, oiga

Es la democracia, oiga

0

Los ciudadanos, en Democracia, hablan con su voto y, por tanto, deciden quién debe dirigir el Gobierno de España. Los españoles hemos votado de forma reiterada en el último año y el PSOE ganó por amplia mayoría las dos elecciones generales, las municipales y europeas, así como las autonómicas en Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana.

Ahora, para salir del bloqueo al que han tenido sometido a nuestro país las derechas de PP y Cs, con la ayuda inestimable para ellos de la ultraderecha de Vox, el PSOE ha firmado un preacuerdo con Unidas Podemos que contiene un decálogo de medidas prioritarias en defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos como guía de la acción de gobierno de acuerdo con lo que representa la mejor tradición europea.

No hay que olvidar que, en abril, la abstención de PP y Cs, hubiese permitido un Gobierno socialista. Pero no, uno, el PP, dijo que ni loco iba a permitir un gobierno de Sánchez, y el otro, Cs con Rivera crecido por sus resultados, ni aceptó hablar con él. Ambas formaciones políticas, con sus decisiones, tuvieron a España bloqueada durante meses y, visto lo visto en estos días, pretendían hacerlo de nuevo.

El pasado 10N el PSOE ganó de nuevo, el PP no llegó a la meta soñada de Casado de los cien diputados, Ciudadanos y Rivera se dieron el batacazo y Vox obtuvo el rédito ante el bloqueo. Si alguien creía que tras la repetición electoral y sus resultados el PP iba a permitir la investidura de Sánchez, estaba muy equivocado, y, por consiguiente, volveríamos al bloqueo y a una nueva repetición electoral.

Por tanto, el pacto entre PSOE y UP es el único camino viable para formar lo antes posible un gobierno progresista para España, que necesita imperiosamente unos presupuestos para que las medidas a poner en marcha lleguen a la ciudadanía lo antes posible.

Los ataques tras el anuncio del pacto por parte de las derechas, anunciando el caos y la llegada de los “diablos rojos”, son la muestra evidente de la irresponsabilidad y el nulo sentido de Estado que tienen. Ellos, las derechas, no han tenido reparo alguno en firmar pactos con Vox con tal de arrebatar gobiernos a los socialistas y ahora ponen el grito en el cielo por el acuerdo de Sánchez e Iglesias.

Cuando Rajoy repitió elecciones, el PSOE se abstuvo para permitir su investidura, pero claro, el PP de Casado, que siente ya el aliento de Abascal en la nuca, está en otra cosa. Mientras peor, mejor para él. El pueblo ha hablado. Es lo que tiene la democracia, oiga.

¡Cuéntanos!