Home Sanidad CSIF advierte que se están suspendiendo operaciones por falta de anestesistas
CSIF advierte que se están suspendiendo operaciones por falta de anestesistas
0

CSIF advierte que se están suspendiendo operaciones por falta de anestesistas

0

La escasez de personal y la reducción de las contrataciones están teniendo consecuencias graves en la sanidad pública onubense. Así lo ha hecho público el sindicato CSIF que ha advertido cómo, durante las últimas semanas, se están suspendiendo operaciones en los hospitales de la capital por la falta de anestesistas, sobre todo en el Vázquez Díaz. El sindicato explica que se obliga al personal de quirófano a cubrir otras incidencias y los servicios quedan descubiertos porque no hay suficientes profesionales.

“Quienes sufren las consecuencias de la política de recortes de la administración son los pacientes que ven cómo sus operaciones son aplazadas, cómo las citas para las pruebas diagnósticas se demoran más del doble con listas de espera de más de ocho meses en algunas especialidades o tienen que esperar en exceso para ser atendidos en Urgencias”, lamenta Eleuterio Velázquez, delegado sindical de CSIF en el hospital Juan Ramón Jiménez.

A pesar de las cifras que el propio Servicio Andaluz de Salud (SAS) publica, la central sindical asegura “que son datos maquillados, muchos de ellos heredados y que los propios gerentes de Huelva reconocen que no hay presupuesto”.

Según ha podido saber CSIF, se ha informado oficialmente a los trabajadores del hospital Juan Ramón Jiménez de que durante los meses de noviembre y diciembre no se van a cubrir las vacaciones, las reducciones de jornada, las bajas laborales o los días de libre disposición. También se ha especificado que “hasta mejore la situación sólo se concederán permisos al personal de forma puntual”.

Todo esto contrasta, según CSIF, con el discurso oficial de la administración. Sólo en la división de Enfermería del Juan Ramón Jiménez hay 110 profesionales de baja, de los cuales sólo se han cubierto 35, lo que supone un escaso 32%. Los colectivos “más castigados” son las enfermeras y auxiliares de Enfermería: de 46 bajas se han cubierto 14 en el primer caso; y de 40 en auxiliares sólo se han sustituido 9 profesionales.

Situaciones similares se están dando en el colectivo de celadores (14 bajas cubiertas de un total de 37), pinches de cocina y lavandería. En el caso de mantenimiento, las jubilaciones no se están cubriendo a pesar de representar ya más del 10% de la plantilla; la solución del SAS es contratar a empresas externas para que realicen labores que dependen de esta plantilla. “No entendemos cómo sí hay presupuesto para recurrir a una empresa para estos trabajos y no hay para contratar más personal”, cuestiona Eleuterio Velázquez. En Urgencias, por otra parte, sigue sin incorporarse pediatras por lo que los casos de Traumatología en menores de 14 años son atendidos por facultativos de este servicio. Una situación que CSIF califica de “grave” a pesar de que la Administración es conocedora del problema.

Todo ello es el resultado de la reducción de los contratos de seis meses a tres o cuatro y una merma en las contrataciones de entre el 30% (principalmente facultativos, enfermeras, auxiliares de Enfermería y técnicos superiores) y el 50% (sobre todo en función administrativa y celadores) según las categorías. Un dato significativo es precisamente las horas de descanso que se deben sólo al colectivo de Enfermería: más de 35.000 horas.

Eleuterio Velázquez asegura que la situación requiere de un plan de intervención inmediato ya que la situación se va a agravar durante los próximos meses por la alta frecuentación prevista, la campaña de la gripe y el periodo de vacaciones de Navidad. “Si ya estamos necesitando refuerzos y más personal, cuando se incrementa la demanda sanitaria vamos a vivir momentos complicados. Los profesionales siguen demostrando su buen hacer, su dedicación y su implicación renunciando a descansos o doblando turnos, pero eso no soluciona el problema porque se sobrecarga al personal y la calidad asistencial lógicamente se ve afectada”.

¡Cuéntanos!