Home Sierra Arroyomolinos de León Una iniciativa serrana obtiene un premio en materia de transición energética
Una iniciativa serrana obtiene un premio en materia de transición energética

Una iniciativa serrana obtiene un premio en materia de transición energética

0

El proyecto de la Asociación MUTI es galardonado por Germinador Social

La idea de ‘Comunidad Energética Rural’ presentada desde Arroyomolinos de León, ha obtenido el apoyo económico de la iniciativa Germinador Social, puesta en marcha por Som Energía y Coop57 para estimular la creación de modelos sociales innovadores con el objetivo de promover nuevos agentes locales para la transición energética. Ha sido presentada por la Asociación MUTI, Espacio Evolutivo, que pretende ofrecer proyectos de energía renovable que tengan beneficios medioambientales, económicos y sociales a los miembros de la comunidad y del entorno.

La tercera edición del Germinador Social ha premiado cuatro proyectos para la transición energética, con una dotación de 5.000 euros para cada uno, y dos más para afrontar la pobreza energética. El proyecto de MUTI plantea que “no hay desarrollo sin cooperación” y pretende cumplir objetivos como impulsar nuevas formas de habitar más solidarias, sensibilizar sobre la necesidad de un cambio de modelo energético, coordinar esfuerzos con las administraciones públicas y el mundo empresarial en proyectos innovadores de servicios a la comunidad o impulsar acciones que favorezcan la integración de las personas en riesgo de exclusión social.

El propósito es, según sus creadores, “apostar desde Arroyomolinos de León por la transición eco-social en el medio rural, un proceso que ponga en el centro las necesidades de las personas, una estructura que se formule como un partenariado público-privado-ciudadano. Se quiere crear un operador energético local que promoverá no sólo la producción y la distribución de energías renovables en una pequeña localidad, también la capitalización de ahorros para financiar ámbitos como rehabilitación energética, gestión de residuos, procesos de economía circular, formación verde, iniciativas agroecológicas, gestión del agua, dinamización de la economía local o lucha contra la pobreza energética”.

Continúa el proyecto afirmando que “ante el gran aumento de las necesidades energéticas de una sociedad confrontada entre lo urbano y lo rural, se plantea regresar a una relación armónica y un propósito común con la naturaleza misma, de la que formamos parte indisoluble, y a un modelo de producción y consumo de energía, acorde con ese propósito”.

Al final del camino está la ansiada soberanía energética, con el fin de configurar comunidades que tengan autonomía en la toma de decisiones y que hagan frente a la crisis energética con mejores criterios en cuanto a la calidad de vida, el consumo y el impacto medioambiental.

Las principales actividades previstas son la celebración de unas jornadas sobre renovables apropiadas al mundo rural, el desarrollo del proceso comunitario de conformación de la comunidad energética rural con especial atención a personas, profesionales, comercios y escuelas y otros edificios públicos, la constitución legal de la Comunidad energética rural de Arroyomolinos de León y la búsqueda de la financiación necesaria para la ejecución material y la fase de consolidación del proceso comunitario iniciado.

El equipo de MUTI para este reto es multidisciplinar, y está compuesto por Rosario Alcantarilla, arquitecta, Ibán López González, educador social, Sebas Molina Grande-Caballero, informático, hortelano y emprendedor, Ricardo Ronquillo Fernández, maestro y Técnico Superior en Gestión y Organización de los Recursos Naturales y Paisajísticos, y Bosco Valero Palomo, pedagogo, animador sociocultural y experto en Investigación Participativa y Educación de Adultos, entre otros colaboradores.

La ceremonia de entrega de premios se hará en el marco de la Escuela de Som Energia, el sábado día 5 de octubre a las 18.00 horas en Mataró (Barcelona), y quien asista podrá conocer de cerca cada proyecto y podrá votar para decidir el premio del público. El Germinador Social busca impulsar proyectos en el marco de la economía social y solidaria en el ámbito de las renovables y la eficiencia energética, que contribuyan a la democratización de la energía y el empoderamiento de las personas.

La dotación económica del certamen es de 31.500 euros, que provienen del donativo voluntario de una parte de los contratos de Som Energia, y que se reparten entre los proyectos ganadores. El jurado de esta tercera edición del Germinador ha seguido criterios para la elección de los proyectos ganadores que han estado basados en la contribución al cambio de modelo energético, el sistema de gobernanza y participación, el empoderamiento, el impacto social en el territorio, la mirada de género, los beneficios ambientales (no energéticos), la replicabilidad del proyecto, la sostenibilidad técnica y económica, y el grado de innovación y originalidad.