Podría interesarte:
Home Opinión ¿Gobierno o desgobierno?
¿Gobierno o desgobierno?

¿Gobierno o desgobierno?

0

Según la encuesta publicada por eldiario.es, si hubiera elecciones en estos momentos en Andalucía,  el PSOE obtendría 42 diputados y un respaldo del 33,6 %, frente a los 33 y el 28,4% que obtuvo en las elecciones de 2018. Ciudadanos pasaría de tener 21 diputados a 13,  pasando del 18,6%  al 14%. VOX se quedaría con 7 de los 12 diputados con los que cuenta, y reduciría su apoyo electoral, pasando de contar con el 11,1% al 8,2%. Adelante Andalucía mantendría sus 17 diputados actuales. Por último, el PP pasaría de 26 a 30 diputados aumentando en 3,5% su apoyo.

La encuesta también refleja el rechazo al gobierno de las derechas y la ultraderecha en Andalucía. La única líder política que aprueba es Susana Díaz, con un 5,2, mientras los tres de las derechas suspenden en valoración ciudadana. Todo un récord de despropósitos en seis meses de gobierno del Trifachito que los andaluces castigan duramente porque no es admisible que nuestros colegios tengan menos plazas en Primaria porque la Consejería de Educación, mal dirigida por Javier Imbroda, que de baloncesto sabría algo pero de esto “ná de ná”, envió a los colegios unas instrucciones que modificaban el currículo sin haber existido diálogo ni acuerdo previo.

No es admisible que las oposiciones hayan sido un caos, que los recortes de plazas y líneas educativas sean la tónica, que se expulsen a 73 trabajadoras de Infantil de 5 escuelas infantiles, algunas de ellas con más de 20 años en esas escuelas, sin subrogación ni moratoria. No es admisible que de las seis horas que los colegios tenían para refuerzo o profundización de asignaturas troncales, para el segundo idioma, Educación para la Ciudadanía, Educación Artística, hayan dejado una sola hora porque han aumentado al doble las horas de religión, pasando de las 4,5  que había a las nueve que ahora imponen y que el Plan de Refuerzo del verano solo haya contado con el 2% del alumnado.

No es admisible que en la Consejería de Igualdad, mal dirigida por Rocío Ruiz, con competencias tan importantes como las políticas sociales, Dependencia, Violencia de Género, LGTBI o Cooperación Internacional para el Desarrollo, hayan dimitido hasta la fecha cinco altos cargos, a saber, el Jefe de Prensa, el Jefe de Gabinete, Secretaria Gral. Técnica, Directora del IAM y el Viceconsejero, por discrepancias importantes como aceptar la imposición de VOX de cambiar el Instituto de la Mujer por uno de Violencia Intrafamiliar.

No es admisible que el Gobierno andaluz del Trifachito pague en la actualidad a 73 altos cargos sus casas, aumentando el 33% el gasto por este concepto, cuando en la anterior legislatura con Gobierno socialista, criticaron por activa y por pasiva que se le pagara ese mismo alquiler a 56 altos cargos.

No es admisible que la EPA de julio, correspondiente al segundo trimestre del año, haya aumentado el número de parados en Andalucía 6.000 personas, mientras en España se reducía en 123.600, echando por tierra la cacareada buena gestión que intentan vendernos. Hoy, los andaluces, así los reflejan todas las encuestas,  están hasta la coronilla de un Gobierno de derechas que está llevando a nuestra tierra a cotas de desempleo que creíamos ya erradicadas, y que está devaluando las políticas educativas y sociales, queriendo llevarnos a una escuela del pasado y a que los ciudadanos se busquen la vida como puedan ante sus necesidades, antes amparadas por el anterior Gobierno socialista.

No es un Gobierno positivo para Andalucía, los hechos lo demuestran, su desgobierno es evidente, sus discrepancias también. Llevan pocos meses y los andaluces manifiestan su descontento porque no tragan con ruedas de molino. Otro día hablaremos de la Sanidad, porque la gestión que están haciendo  contradice todas las plataformas, pancartas y manifestaciones que encabezaron contra en anterior Gobierno de Susana Díaz. Gobierno, no, desgobierno, más bien.