Home Huelva Ganaderos temen un repunte de la tuberculosis ante la “grave” situación de la sequía
Ganaderos temen un repunte de la tuberculosis ante la “grave” situación de la sequía
0

Ganaderos temen un repunte de la tuberculosis ante la “grave” situación de la sequía

0

La lluvia prácticamente inexistente de este año se está dejando sentir en el campo onubense, especialmente en la Sierra y El Andévalo, donde los pozos y balsas están casi secos y los ganaderos comienzan a sufrir la falta de pastos.  El secretario general de COAG Huelva, Enrique Acción, califica la situación de “grave” en la Sierra y teme un repunte de la tuberculosis entre la cabaña caprina y vacuna, ya que al reducirse los sitios donde abrevar, los animales se concentran en mayor número y se mezclan con animales salvajes, facilitando así el contagio. 

Desde Asaja Huelva se apunta a la escasez de alimento como la principal consecuencia de un invierno y una primaveras muy secos. Hay falta de pastos en las fincas, por lo que los ganaderos tienen que invertir en piensos y paja. “Esto ocasiona un fuerte incremento de los costes de producción lo que, unido al bajo precio al que se les paga a los ganaderos la carne, hace que éstos produzcan en estos momentos prácticamente a pérdidas”, señalan fuentes de Asaja.
 
La Asociación de Jóvenes Agricultores asegura que la merma de la cosecha de cereal en la zona del Condado Campiña ha provocado que haya que traer cereal y paja de otros lugares a mayor precio: “La cosecha ha sido muy mala, muy escasa, por lo que el precio de la paja es también muy alto”. 
 
Algo que corrobora Enrique Acción, quien señala que la gran demanda de la paja ha aumentado su precio en 3 céntimos el kilo. “Si antes, para una finca de 100 hectáreas gastábamos dos camiones de paja, este año es como si compráramos tres”, dice el secretario general de COAG Huelva, quien, como Asaja, precisa que no hay datos cuantificados de pérdidas. 
 
En cuanto a la agricultura, todos los cultivos de secano están afectados por la sequía. Según Acción, “la producción del olivar va a ser muy corta este año”. Lo mismo ocurre con el cereal, del que ya advertía Asaja hace un mes que el escenario era desolador y que, dependiendo de la zona, la reducción de la cosecha alcanza incluso el 65% menos con respecto a la campaña anterior.
 
Se salvan los cultivos de regadío. Las berries están garantizadas de momento, aunque el secretario general de UPA Huelva, Manuel Piedra, asegura que de seguir la escasez de lluvias, pueden tener problemas en un par de años. 
 
Para Asaja, tanto estos cultivos como otras actividades económicas e incluso el consumo humano dependen de que las administraciones intervengan rápidamente en la remodelación y la ampliación del túnel de San Silvestre: “Prácticamente el abastecimiento de toda la provincia depende de esta infraestructura obsoleta y deficitaria que podría colapsar en cualquier momento”.