Home Área Metropolitana Huelva Capital IU exige una solución para los temporeros afectados por el incendio chabolista de Lepe
IU exige una solución para los temporeros afectados por el incendio chabolista de Lepe
0

IU exige una solución para los temporeros afectados por el incendio chabolista de Lepe

0

Las consecuencias del último incendio que sufrió el asentamiento de trabajadores temporeros de Lepe, en el que éste volvió a quedar devastado hace hoy diez días, demuestran que hasta ahora “ninguna administración ha tomado absolutamente ninguna medida efectiva para que las trabajadoras y trabajadores temporeros que allí vivían puedan vivir en condiciones dignas”, según denuncia hoy Rafael Sánchez Rufo, Coordinador Provincial de IU en Huelva. Por lo tanto y ante esta “evidente situación de inacción total de todas las administraciones”, Sánchez Rufo se dirige públicamente a las mismas, que son el propio Ayuntamiento lepero, la Junta de Andalucía y el Gobierno central para que “de una vez por todas, se coordinen entre ellas y destinen los recursos y los medios necesarios para solucionar este problema haciendo que los temporeros que se han quedado sin alojamiento por el incendio dispongan de lugares dignos donde poder vivir”.

 

A día de hoy, las personas que vivían en el asentamiento chabolista de Lepe se están realojando en el albergue de esta localidad. Sin embargo, este edificio carece de condiciones suficientes para ello, ya que incluso no dispone de agua corriente. Otras veinte personas se han realojado en una nave que les ha proporcionado la ONG local Asnuci. Mientras, los demás temporeros o están volviendo al asentamiento chabolista lepero para reasanterse allí o deambulan por las calles de esta localidad, durmiendo en las mismas, o se están desplazando a otras localidades donde tampoco tienen garantizadas unas condiciones de vida dignas. Además, sobre los terrenos donde está ubicado el asentamiento chabolista de Lepe pesa una orden de desalojo, se trata de un terreno privado, que, al parecer cumple el próximo día 15 de julio, según informan fuentes de ONG onubenses.

 Por ello, Izquierda Unida reclama que se tomen las medidas que “nunca se han llevado a cabo hasta ahora” para que las y los trabajadores temporeros dispongan de condiciones de vida dignas que “por supuesto no puede ser que tengan que dormir bajo tablones en asentamientos chabolistas que sufren incendios continuamente”, como es el caso de Lepe, situado junto al cementerio de esta localidad. “Las administraciones implicadas tienen recursos y medios suficientes para llevar a cabo esta tarea y los tienen que ejecutar inmediatamente para que en la provincia de Huelva deje de haber trabajadoras y trabajadores viviendo en condiciones extremadamente difíciles”, expone Sánchez Rufo.

 

Otra medida en las que las administraciones tienen que implicarse para solucionar este problema consiste en que cumplan la Ley para que la población temporera se pueda empadronar allí donde resida, sea el sitio que sea. Algo que hasta ahora no se hace de forma generalizada por parte de los ayuntamientos afectados, lo que provoca que se desconozcan las cifras exactas de la población temporera que trabaja, principalmente, en explotaciones agrícolas y que se ven obligadas a vivir en asentamientos chabolistas o en incluso en plena calle. Las personas que viven en asentamientos chabolistas, al no poder empadronarse, tienen muy difícil poder regularizar su situación, con lo que las dificultades que tienen para acceder a una vivienda digna se multiplican.

 

Izquierda Unida también exige a las administraciones competentes que destinen fondos para la construcción de albergues con condiciones de habitabilidad dignas y con suficientes plazas para que la población temporera disponga de lugares donde alojarse si no disponen de viviendas dignas y se evite así que se vean obligados a vivir en lugares tan peligrosos e insalubres como los asentamientos chabolistas que existen en las zonas agrícolas del sur de la provincia de Huelva.

 

Además, todas las administraciones tienen que ponerse a trabajar conjuntamente para que todos los municipios a los que llegan trabajadoras y trabajadores migrantes dispongan de oficinas municipales de atención al temporero para que estas personas puedan ser asesoradas para poder regularizar su situación.