Home Huelva CSIF reclama la renovación de la flota de vehículos de vigilancia de la Junta de Andalucía
CSIF reclama la renovación de la flota de vehículos de vigilancia de la Junta de Andalucía
0

CSIF reclama la renovación de la flota de vehículos de vigilancia de la Junta de Andalucía

0

En el año 2011 el sindicato CSIF dio a conocer por primera vez la situación en la que se encontraban los vehículos de vigilancia de la Junta de Andalucía, muchos de ellos sin cumplir las medidas de seguridad obligatorias, sin mantenimiento y con una reposición mínima.

Según asegura el sindicato en una nota, a día de hoy, este sindicato ha vuelto a denunciar “el inmovilismo” de la Administración andaluza ante este problema que CSIF considera “de extrema gravedad”, fundamentalmente por el peligro que el uso de estos coches supone para los trabajadores ya que muchos de ellos cuentan con más de 15 años de servicio y registran más de 600.000 kilómetros.

Por eso, una vez consolidada la recuperación económica -reconocida por la propia Administración- y con el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía, CSIF ha exigido que “se aborde este problema de forma prioritaria y con carácter urgente antes de que suceda un accidente grave en el que haya que lamentar daños irreparables”.

La central sindical ha tenido conocimiento de incidentes provocados por el deterioro del sistema de frenos y, en otras provincias andaluzas, han llegado a registrarse heridos. Por ello teme que “en un breve periodo de tiempo, tengamos que lamentar algún suceso similar en la provincia onubense ante la dejadez de la Administración, que es plena conocedora del mal estado de sus propios vehículos”. De hecho, el año pasado CSIF denunció ante la Inspección de Trabajo el deterioro de estos coches.

Por ello, CSIF insta a la Junta a aprobar un plan de inversión para renovar la flota de coches que se utilizan en Huelva para labores de vigilancia del medio natural, marítimo y carreteras. “Esperamos que el talante del nuevo gobierno sea diferente y destine una partida suficiente para sustituir los vehículos y garantice la seguridad de sus trabajadores”. El mantenimiento actual se limita a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y, en caso de registrar alguna avería, el coche puede quedar inutilizado durante más de un mes.

La mayoría de la flota supera los 400.000 kilómetros ya que la demanda para utilizar los coches es “elevadísima” y el número de vehículos resulta insuficiente para que los trabajadores usuarios de ellos puedan cumplir con las labores que tienen encomendadas. Por este motivo, CSIF considera “incomprensible” que solucionar este problema no haya sido prioritario para la Junta ya que se trata de “la seguridad de los trabajadores, quienes ponen en riesgo su vida cada día por el peligro que supone esta situación para su integridad física”.

A su juicio, esa inseguridad se deriva de la falta de mantenimiento, la antigüedad y el desgaste. Además, para los agentes de Medio Ambiente se agrava el problema ante la activación del Plan Infoca que comienza el 1 de junio y se extiende hasta el 15 de octubre. En este sentido, el sindicato alerta del peligro que supone intervenir en incendios, en zonas de pastos, campo y pinares en el interior de los montes, con vehículos en “mal estado”.

Incumplimiento de normativa

CSIF recuerda, por otra parte, que la propia normativa de la Junta fija los criterios de antigüedad  y kilometraje que se tienen en consideración para realizar la sustitución. En el caso del coche todoterreno se establece una antigüedad de 6 años y de 300.000 kilómetros, un criterio que la Administración sigue sin aplicar en la provincia de Huelva, según el sindicato. Hasta ahora, sólo se han realizado sustituciones parciales, como la renovación que se hizo en 2016 de cuatro de los aproximadamente 78 vehículos con los que cuentan los agentes de Medio Ambiente para las labores de vigilancia y custodia del medio natural, realización de informes y actas de inspección y de control de incidentes.

“No podemos comprender cómo la Administración sí tiene medios y dotaciones para otros servicios y, en el caso de los vehículos de vigilancia, es capaz de mirar hacia otro lado sabiendo el riesgo que corren los empleados públicos que se encargan de proteger nuestro medio ambiente”, incide CSIF. Finalmente, el sindicato urge a la Junta a aprobar la inversión necesaria para que los vehículos de vigilancia cumplan la normativa y sean seguros para los trabajadores “sin demorarlo más en el tiempo”.