Home Deportes Lío en la cantera del San Roque de Lepe
Lío en la cantera del San Roque de Lepe

Lío en la cantera del San Roque de Lepe

1.31K
0

Al San Roque de Lepe le crecen los enanos. Por si la situación del primer equipo no fuera lo suficientemente complicada, la cantera se enfrenta ahora a la denuncia de un padre en las redes sociales. Se llama Francisco Javier Acosta Romero y esto es lo que ha escrito en su perfil de ‘facebook’:

  • Quiero comenzar diciendo que no soy dado a la polémica, ni a publicar nada en redes sociales (y el que me conoce lo sabe bien), pero creo que la ocasión lo merece para conocimiento general de la forma de actuar bajo mi punto de vista (obrando de mala fe) en la actuación que han tenido con mi hijo Alberto.
  • Lleva desde pequeñito en la Escuela de Fútbol, pasando por todos los escalafones de la misma, sin ningún incidente con compañeros, entrenadores, rivales, árbitros, etc. A las pruebas me remito, ni un solo expediente en todos estos años que son bastantes, diez temporadas.
  • Mi agradecimiento a la Escuela de Fútbol San Roque de Lepe, por la formación que le han dado a mi hijo en los valores que defiende, formándolo como persona y a su vez realizando el deporte que desde pequeño le ha gustado. Esto quiero que quede bien claro.
  • Dicho todo lo anterior, paso a relatar los hechos que me llevan a tomar esta decisión. Soy una persona que le gusta la disciplina y la defiendo hasta sus últimas consecuencias, porque hay que saber que donde no hay normas, cada uno hace lo que quiere y es el caos.
  • Para aplicar un reglamento sancionador se deben valorar muchos aspectos, pero si se ha infringido algún punto del reglamento, la sanción se debe aplicar en las mismas condiciones. Es decir, para entendernos, los hechos son los mismos y en el mismo momento, se aplicará con el mismo proceder para todos los involucrados. Lo cuento cronológicamente, porque es donde está el quid de la cuestión. Tengo los documentos que acredita todo lo dicho.
  • Sábado 23 de febrero, se convoca a dos jugadores del Juvenil B (uno de ellos mi hijo David), para desplazarse a jugar el domingo 24 con el Juvenil A. Se niegan a viajar.
  • Sanción de la Escuela de Fútbol San Roque de Lepe por negarse a jugar. Se reúnen el lunes 25 de febrero y se entrega el martes 26 de febrero. La Escuela sanciona con tres partidos por falta de compromiso. Si el jugador se compromete a pitar partidos de la Escuela Base cuando lo solicite, se reducirá la sanción en dos partidos.
  • Yo estaba cazando y no me enteré de nada. Cuando llego a casa el martes por la noche, mi David me dice que lo han sancionado con tres partidos, le pregunto qué le ha pasado y me dice que no quiso jugar con el Juvenil A. Mi contestación fue que pocos le habían caído, que por mi le echaría alguno más. Hubo bastante murmullo con este tema, a mí no me habrá escuchado nadie decir que estuviera mal aplicada la sanción, ya digo, para mi es corta.
  • Viernes 22 de febrero, se da la convocatoria del Juvenil A (entre ellos mi hijo Alberto), con parte médico de lesión, para desplazamiento a Chucena el domingo 24.
  • Domingo 24 de febrero, Alberto le comunica al entrenador que no está para jugar, le sigue doliendo el tobillo, y este le dice que vaya y se pruebe en el calentamiento, y que allí se verá si está para jugar o no. Se niega a viajar.
  • Domingo 24 de febrero, otro jugador del Juvenil A, comunica al entrenador que tampoco va a viajar. Mismos hechos, mismo momento, misma situación.
  • Sanción de la Escuela de Fútbol San Roque de Lepe por negarse a jugar. Se reúne la Escuela el lunes 25 de febrero (pedí información del acta de la reunión pero no hacen).
  • Martes 26 de febrero, la Escuela no aplica sanción a ninguno de los dos Juveniles A. Qué suerte han tenido, mismo reglamento y distinta sanción. No sé, yo que me gusta como dije al principio la disciplina, hubiera aplicado la misma varita de medir, pero no son sancionados.
  • Martes 26 de febrero por la noche, Alberto le escribe al entrenador comunicándole que ha tomado la decisión de abandonar la cantera por que no se siente cómodo y no está disfrutando de lo que le gusta, el fútbol, y que para estar a disgusto prefiere dejarlo. Por mi parte es un adulto y tiene derecho a tomar sus propias decisiones. Más pena que me da a mí que deje el equipo de su vida no creo que le dé a nadie, pero pienso que es su decisión y si se equivoca será él y si acierta será él, no me podrá reprochar que yo le influyera en la toma de decisión.
  • Miércoles 27 de febrero sobre el medio día, Alberto llama al entrenador para hablar con él y pedirle la carta de libertad, para poder seguir jugando al fútbol y haciendo deporte en definitiva. Cuál es mi sorpresa cuando le dice que él está sancionado por no asistir al partido del día 24, (pero si no fue sancionado en su momento cómo lo va a estar ahora). Me empiezo a temer lo peor (obrando de mala fe). No, no creo, será el calentón de que el Alberto se vaya, se arreglará.
  • Se reúne la Escuela el lunes 4 de marzo (pedí información del acta de la reunión, pero no la hicieron). La Escuela sanciona con tres partidos de liga por falta de compromiso hacia la escuela y grupo.
  • En el expediente disciplinario dice: El jugador, el domingo 24 de febrero, a las 12.55 horas, manda un mensaje simulando una lesión y dice que no puede viajar con el grupo. Por parte del técnico se le pide que viaje por la necesidad de jugadores y una vez allí, y realizado un calentamiento previo, valorar si sería posible contar con él. El jugador se niega a viajar.
  • Analicemos el expediente. Primero, se sanciona a posteriori de conocer la decisión tomada por el jugador de abandonar el equipo. Bien sancionado estaría si lo hubieran castigado el día que sancionaron a los dos juveniles B (mismos hechos, mismo momento, misma situación).
  • Segundo. ¿Simulando una lesión? Debemos saber que existe un parte de lesión por parte del equipo médico de la Escuela de Fútbol.
  • Necesidad de jugadores. Habrá que pensar porqué hay falta de jugadores, son cinco futbolistas menos respecto a los que empezaron.
  • Desde que recibí el expediente disciplinario, que vuelvo a repetir, me encanta la disciplina y soy muy disciplinado, pero bien aplicada, he intentado arreglar este tema, pero no ha podido ser. Y como veo muy injusto que mi hijo salga de la cantera del San Roque por la puerta de atrás, porque ha sido un chico sin ningún tipo de problema en el club durante toda su trayectoria (incluso es más, se quiso despedir de sus compañeros por el grupo, pero mira tú por donde sin aún haber sido sancionado), y como me han comunicado que el sigue perteneciendo al club hasta que obtenga su carta de libertad el día 18 de marzo -el mismo día que comunicó la decisión de salir lo sacaron del grupo del Juvenil A-, pero vamos no creo yo que sea por (obrando de mala fe).
  • Con esto no quiero que nadie se sienta ofendido, creo que todo lo que he comunicado en esta carta se lo he dicho en persona a todos los interesados.
  • Mi Moraleja: El ruido, los pitos, las pancartas, en definitiva montar el pollo, dan más resultados, pero son acciones que no son de mi tipo.


Cerrar