Home Área Metropolitana Traumatólogos del Infanta Elena, premiados por un estudio sobre cirugía de la artrosis del pulgar
Traumatólogos del Infanta Elena, premiados por un estudio sobre cirugía de la artrosis del pulgar

Traumatólogos del Infanta Elena, premiados por un estudio sobre cirugía de la artrosis del pulgar

65
0

El Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Infanta Elena ha conseguido el premio a la mejor comunicación oral en patologías de la mano y muñeca, así como el primer accesit general, por un trabajo de investigación sobre cirugía de la mano, en el 49 Congreso de la Sociedad Andaluza de Traumatología y Ortopedia (SATO) que se ha celebrado en Huelva y que ha reunido a especialistas de los hospitales de toda España, así como de otras sociedades científicas procedentes de Italia y Marruecos.

El galardón a la segunda mejor comunicación oral del Congreso y la primera en el ámbito de mano y muñeca, ha querido premiar un trabajo de investigación realizado por la doctora Bárbara Román Bencano, médico residente en la Unidad de Traumatología del centro hospitalario, con la colaboración del resto de la profesionales de la Unidad, sobre las ventajas del uso de placas para la fijación de la articulación metacarpofalángica del dedo pulgar, fundamentalmente en pacientes afectados por rizartrosis que presentan además inestabilidad.

Se trata de una patología degenerativa, que afecta a la articulación de la base del dedo y se caracteriza por dolor intenso, además de la imposibilidad para realizar la oposición del pulgar y formar lo que se conoce como pinza digital, lo que incapacita en gran medida a las personas afectadas para la realización de numerosos trabajos de carácter manual y para mantener una vida normalizada.

El estudio del que parte la comunicación oral premiada en el Congreso, analiza los casos atendidos por la Unidad de Traumatología del Hospital Infanta Elena en los últimos 10 años, así como la evolución posterior de los pacientes y su movilidad, con el fin de determinar las ventajas de las técnicas utilizadas en este tipo de intervenciones, en las que se ha apostado por un actuación doble, de forma que en la misma operación se procede tanto a la fijación con placa de la articulación del dedo pulgar inestable, como a la corrección de la artrosis en los huesos de la muñeca y la mano.

Los especialistas reunidos en el Congreso andaluz han querido destacar la aportación que el estudio ofrece sobre este nuevo abordaje, en el que se han analizado también los antecedentes y la situación previa de la que partía cada paciente y su evolución tras la intervención. Para ello se han mantenido en seguimiento constante con citas periódicas en la Unidad a los 15 días, al mes, a los tres meses, seis  meses y un año después de la operación, en las que se ha procedido a la evaluación clínica y radiológica, constatándose la mejoría significativa del movimiento de la mano y la ausencia de dolor en el 100% de los casos.

Este tipo de patologías afectan fundamentalmente a mujeres que se encuentran todavía en edad activa y que sufren artrosis en las manos, además de otras enfermedades reumatológicas, de manera que este tipo de intervenciones, que aumenta la funcionalidad del dedo pulgar facilitando el movimiento de pinza digital, lo que supone la oportunidad de permitirles reintegrarse a su trabajo, en la mayoría de los casos de forma normalizada y mejorar significativamente su calidad de vida.

La participación de la Unidad en este Congreso, que también tenía una vertiente internacional con la participación de las Sociedades Científicas SOTIMI y SMACOT, procedentes de Italia y Marruecos, ha sido muy intensa, ya que además de presidir y moderar algunas de las mesas de debate, se han presentado, además del estudio premiado, otras dos comunicaciones orales, una ponencia en la mesa oficial y cinco poster, en los que se han reflejado parte de los estudios llevados a cabo por sus profesionales.

Este reconocimiento al trabajo desempeñado por la Unidad en los últimos años para la atención de las patologías osteoarticulares de la mano y la muñeca, supone un estímulo para sus profesionales, que siguen apostando por una atención sanitaria de calidad y por continuar avanzando en incorporar aquellas técnicas y abordajes que contribuyan a mejorar la movilidad y, por consiguiente, la calidad de vida de los pacientes.


Cerrar