Home Condado Una sentencia desvela la gran adulteración de la droga que se vende a los consumidores
Una sentencia desvela la gran adulteración de la droga que se vende a los consumidores
0

Una sentencia desvela la gran adulteración de la droga que se vende a los consumidores

0

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a dos años de cárcel a una mujer de 55 años tras ser sorprendida, sobre las 16.00 horas en julio de 2015, por agentes de la Guardia Civil después de realizar una venta de cocaína en plena calle en la localidad onubense de Villalba del Alcor, concretamente en el camino del cementerio.

Los datos técnicos incluidos en la sentencia ponen de manifiesto la gran adulteración que sufre la droga cuando llega a manos de los consumidores, lo que añade riesgos a la vida de las personas adictas y consumidores esporádicos. A la cocaína, heroína, hachís, marihuana y otros estupefacientes se le añaden infinidad de productos muy perjudiciales que pueden provocar daños irreversibles en el organismo. En este caso ha quedado acreditado que el grado de pureza de la droga incautada fue del 44%. Hoy día las mezclas son aún más impuras y peligrosas, incluso con el uso de medicamentos machacados en muchos casos ya caducados.

Según reza en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez la considera autora de un delito contra la salud pública a la pena de dos años de prisión con la circunstancia agravante de reincidencia y la atenuante de drogadicción.

Todo ello porque esta mujer cuenta con antecedentes penales computables a efectos de reincidencia y en marzo de ese mismo año fue diagnosticada de dependencia respecto del consumo de drogas tóxicas.

La sustancia intervenida está incluida en las listas de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 y un gramo de la mencionada sustancia de cocaína alcanza en el mercado ilícito un precio aproximado de 59,50 euros -con una pureza de un 44 por ciento-, teniendo la sustancia incautada un valor de 30 euros.

Durante el juicio esta mujer, que también fue condenada a pagar una multa de 20 euros con responsabilidad personal y las costas procesales, reconoció los hechos que se le imputaban y su defensa se adhirió a las conclusiones elevas a definitivas por el Ministerio Fiscal, quien solicitó las mismas penas para esta mujer.

A su vez, el juez ha decretado el comiso y destrucción de la droga intervenida y le abona el tiempo de prisión preventiva por esta causa de no haberle servido para extinguir otras responsabilidades, lo que se acreditará en ejecución de la sentencia.