Home Sierra El Paseo de los Alcaldes, de recinto ferial a lugar neurálgico de Zufre
El Paseo de los Alcaldes, de recinto ferial a lugar neurálgico de Zufre

El Paseo de los Alcaldes, de recinto ferial a lugar neurálgico de Zufre

0

Cada pueblo de la comarca serrana tiene un lugar preferente y simbólico que aglutina la historia, el cariño y la habitabilidad por parte de sus vecinos. En la localidad de Zufre, uno de estos rincones es, sin duda, el Paseo de los Alcaldes. El investigador local Santiago González Flores, colaborador de la Asociación Cultural Lieva, ha localizado documentos referentes a este paseo, que fue en su origen donde se celebrara la feria de ganado zufreña.

La historia del Paseo de Zufre arranca a finales del siglo XIX, a tenor de las referencias consultadas en los libros de Actas Municipales, aunque el interés municipal crece a partir de 1928. El pleno del 4 de diciembre de dicho año, bajo la presidencia de José Duque y Duque ya contemplaba una partida presupuestaria para “… la adquisición de un terreno para real de la Feria…”, y por primera vez surgió la idea de “…paseo público…”, que poco a poco desplazo a la de real de feria.

En mayo de 1931 se adquieren por compra a sus propietarias de tres huertos en el llamado Desfiladero de las Grajas, denominación con que se conocía desde antiguo a la explanada del paseo sobre la que se levantaba la llamada Fuente de Aracena. Todas las propietarias reciben en diversas partidas la cantidad que solicitaban; así María Martín Duque recibe 11.000 pesetas, Mercedes Ruiz Macias 3.000 pesetas y Espiritu Santo González Macias 4.250 pesetas con 50 céntimos.

José Navarro Hato, alcalde en mayo de 1931, defendía el proyecto “… cuyos trozos de terrenos por ocupar un pintoresco y bellísimo lugar, con excelentes vistas panorámica, es digno de figurar en el Tesoro Artístico Nacional…”.

Una de las primeras actuaciones llevadas a cabo el mismo año, 1931, fue levantar un muro para cerrar el perímetro de la explanada y permitir pastar el ganado en la Feria de septiembre de dicho año, la primera que se celebra en este lugar, hito histórico al abandonarse las Cercas de las Lucas y el Pilar del Ejido como centro de la exposición de ganados.

Al año siguiente, en la sesión del 25 de abril de 1932, María Martín Duque cede a cambio de la construcción de un muro y canalización de aguas, parte de una cerca, la casa de las palmeras frente al paseo, para ampliación del Camino, hoy calle.

El arquitecto José Granados de la Vega es el encargado de levantar el proyecto del paseo que posteriormente fue adaptado por el maestro Santiago Flores, ampliándose las portadas de dos a tres, suprimiéndose la biblioteca al aire libre pero manteniéndose entre otros el kiosko de bebidas, la fuente y la división de la parcela en cuatro espacios organizativos que se mantienen hoy en día.

Por otro lado, en Sesión Plenaria del 11 de junio de 1934 llevada a cabo por el Ayuntamiento de Zufre bajo la presidencia de Luis Sánchez Mallofret, se adjudica al contratista Federico Sánchez Pérez las obras para la traída de aguas desde el manantial de San Sebastián a la fuente que se debía construir en el real de feria de Zufre, hoy Paseo de los Alcaldes.

La investigación refuerza el papel fundamental que se le dio desde siempre a este espacio que ahora disfrutan los vecinos y los visitantes de la localidad.