Home Huelva La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones
La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones
0

La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones

0

Jornada de gran devoción que arranca con la tradicional misa crismal y con mujeres ataviadas con mantilla negra como manda la tradición. Turno las para las hermandades de Oración en el Huerto, Buena Muerte, Misericordia y Los JudíosLa Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones Huelva 1

Para los cristianos la jornada de hoy Jueves Santo quizás sea la más importante de todas por el hecho de ser la que rememora la Institución de la Eucaristía en la celebración de los Santos Oficios. Comenzando por la mañana con la tradicional misa crismal en la que se consagra el Santo Crisma y se bendicen los óleos que durante la tarde se emplearán en la administración de los principales sacramentos. A la misma vez, los sacerdotes renuevan sus promesas realizadas el día de su ordenación.La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones Huelva 1

De igual modo los cofrades viven la jornada de una forma especial ya que si hay algo característico, es el hecho de visitar los templos, al igual que acudir a ver las Hermandades acompañado de mujeres ataviadas con mantilla negra.La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones Huelva 1

Hoy al igual que el resto de días serán cuatro las Hermandades que hagan su salida procesional, aunque si bien es cierto la jornada se abrirá más tarde y con la peculiaridad de que todas lo harán prácticamente desde el centro de la ciudad.La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones Huelva 1

A las 19.00 horas desde la Parroquia de la Purísima Concepción, será la Hermandad de Oración en el Huerto y Vera Cruz la primera que podamos ver en la calle con sus dos pasos, joyas de nuestra Semana Santa. El paso de misterio nos muestra a un Señor Orante en el monte Getsemaní que acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores La Merced de Huelva partirá hacia la Carrera Oficial acompañado de un nutrido cortejo de hermanos. El paso de palio de Ntra. Madre y Sra. De los Dolores se presenta con la restauración de los varales y el juego de jarras, que ha realizado Gustavo Larios. Se trata de una Hermandad con un consolidado arraigo mantenido de generación en generación, de lo que la ciudad se siente sumamente orgullosa. Siendo considerados ambos pasos como referentes de nuestra Semana mayor por su calidad y valor de ejecución. El palio, con una cuadrilla formada por costaleros bastante experimentados, con el acompañamiento de la Banda Municipal de Carmona, promete dejarnos chicotás de arte en el recuerdo de los más aficionados al arte de la costalería.

La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones Huelva 1

Con sólo 10 minutos de diferencia, pero desde la Iglesia Conventual de las Reverendas Madres Agustinas la Hermandad de la Buena Muerte conmoverá a unas Hermanas que tras un año entero de cuido a sus Titulares en la más absoluta intimidad, deben despedirse de ellos por unas horas para que los onubenses puedan contemplarlo en la calle.

El Stmo. Cristo de la Buena Muerte, portado por sus costaleros sobre un excelente paso en madera de caoba regalada por el Presidente de la República Dominicana de los años 50 y a los sones clásicos interpretados por la Banda de Cornetas y Tambores Stmo. Cristo de la Expiración, será el que recuerde la época dorada de la ciudad en la que los Padres Agustinos instalados en la calle Puerto consiguieron hacer llegar a muchos el amor a un Cristo en la cruz y a una Madre de la Consolación y Correa en sus Dolores que jamás se olvidó de ellos portando como cíngulo una correa agustiniana. Esta Virgen desolada por la muerte de su hijo y con la única melodía de las notas musicales de la Banda de Música Municipal de Villalba del Alcor, llora ante la mirada pérdida a una cruz vacía símbolo de la cristiandad. Estrenándose dos nuevas marchas como serán “Tolle lege” compuesta por Antonio Dominguez y “Madre del Consuelo” de Christian Palomino.La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones Huelva 1

Hoy la hermandad más alejada del centro saldrá desde la Santa Iglesia Catedral. Se trata de la Hermandad de los Judíos que sobre las 19.45 horas iniciará su salida, llevando desde la Vega Larga a la Carrera Oficial el único cortejo de nuestra ciudad con tres pasos. El primero de ellos será el de Ntro. Padre Jesús de las Cadenas que irá acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores Cristo de la Victoria de León, el segundo el del Stmo. Cristo de Jerusalén y Buen Viaje acompañado de los sones onubenses de la Banda de Cornetas y Tambores El Gran Poder de Coria del Río (Sevilla), siendo el último de los pasos el de María Stma. De los Dolores que con el más selecto repertorio musical cargado de marchas fúnebres interpretado por la Banda de Música del Liceo de Moguer nos hará descubrir marchas desconocida u olvidadas para una amplia mayoría de cofrades.

Esta Hermandad cada año viene enriqueciendo su patrimonio y en esta ocasión lo hará con el estreno de los candelabros de cola obra de orfebrería San Juan, el dorado de los candelabros traseros del paso de misterio ejecutado por Francisco Pardo, la columna del Señor obra de Martín Lagares, un tocado del siglo XIX para la Virgen y la ejecución de un Guion Asuncionista realizado a partir del guion del bicentenario por los Hermanos Delgado.

La Crucifixión de Cristo centra un Jueves Santo cargado de emociones Huelva 1

La última de las Hermandades que haga su Estación de Penitencia en la jornada de hoy será la de la Misericordia que con su Cristo crucificado en el sepulcral silencio de la tarde noche y con el característico habito de ruan negro, mantendrá un constante son que durará unas cuatro horas, con el que podrán fin a su salida tras haber cumplido su Estación de Penitencia. Esta Hermandad que tras años de procesionar en la madrugada encontró su sitio en esta jornada, adquiriendo la relevancia de los buenos cofrades que, en las cosas sencilla, austeras y rigurosas encuentran el sabor más intenso de lo que debe ser una cofradía no sólo en la calle sino durante todo el año.