Podría interesarte:
Home Opinión Estrellas mineras en ARCO
0

Estrellas mineras en ARCO

0

No son buenos tiempos para los artistas, y quizás por ello se empeñan en acentuar la estética más rebelde, el lenguaje rupturista y los trazos más inconformistas.

La riqueza paisajista, la paleta cromática de la tierra roja onubense y la luz de sus estrellas mineras resultan ser los ingredientes perfectos para conformar un arte contemporáneo que seguro creará escuela.

Hoy, tres nervenses vanguardistas con una hermosa capacidad para embellecer hasta las sombras, viajan con sus emociones hacia la ventana más emblemática del Arte Contemporáneo.

Leticia Zamorano, Ángeles Cadel y José Pedrero son las tres estrellas mineras que representarán a Nerva en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, ARCO, dentro del proyecto de la Diputación de Huelva ‘Mina de Estrellas’. Estos tres artistas mineros se enfrentan con sus ilusiones convertidas en obras a uno de los escaparates más importantes del arte actual.

Como ya hiciera el poeta José María Morón en su obra ‘Minero de Estrellas’, estos representantes del patrimonio cultural y artístico de Nerva se convierten en embajadores de nuestro legado, de nuestra historia, de nuestras sensaciones.

Por unos días, ‘el corazón de la tierra’ se queda sin sus creadores que plasman sus más recónditas arterias históricas.

A Morón la guerra tampoco se lo puso fácil, tuvo que camuflarse durante el franquismo para seguir dibujando versos de su reconocido ‘Minero de Estrellas’, una de las primeras y más destacadas muestras de la poesía social en los años treinta. Pero nunca cesó de vestir sus letras de compromiso ideológico.

Quizás Morón siga iluminando desde algún lugar a esta nueva generación para que la belleza informal de esta tierra siga contagiando de lucha obrera y compromiso vanguardista a las nuevas estrellas mineras. Y como plasmara él:

Tenéis toda mi vida pequeña en vuestras manos,
cunas de los asombros más dulces de mis días;
aquella vida rubia que se me fue riendo
por el áspero y roto paisaje de la mina.

Este sistema neoliberal ha convertido la cultura en herramienta propagandística de los bancos disfrazada de obra social. No es el espectáculo lo que nos educa y nos otorga el conocimiento. Y no se puede pretender fomentar el pensamiento ilustrado mediante imposibles becas basuras. Ya lo dijo García Montero: “como la labor intelectual es inseparable de la conciencia crítica, los poderes económicos y políticos más conservadores prefieren invertir en su desprestigio”.

La cultura es libertad. La cultura es progreso. Cuánta falta nos hacéis: Leticia, Ángeles y José.
ARCO para nuestro triunfo. Estrellas mineras, id a la conquista.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *