Carlos Troncoso: “El año que viene estaré inmerso en el rodaje del documental sobre William Martin”

Me hace ilusión que se acerque hoy por esta tribuna Carlos Troncoso Grao, al que conozco desde que nació, no en vano soy muy amigo de sus padres, Braulio e Isabel. Incluso la carrera de periodismo la hicieron en la misma promoción de la Pontificia de Salamanca Carlos que mi hija Ruth.

Pero vamos a lo que nos trae aquí en esta ocasión, y, es que los lectores de Diario de Huelva conozcan la opinión de nuestro invitado, el director Carlos Troncoso, quien nació en Isla Cristina el año del mundial de fútbol en España.
Se licencia en Periodismo en la Universidad Pontificia de Salamanca en 2006, culminando además un postgraduado en Guión de Ficción para
TV y cine. Fue durante una beca de 6 meses en la Universidad Católica del Uruguay, en 2003, donde comenzó a experimentar con pequeños cortos de ficción junto con los compañeros de clase y, de este modo, a acercarse a los aspectos técnicos de la profesión cinematográfica y a la sensibilidad de la creación audiovisual. Después de un Máster en Culturas Árabe y Hebrea en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada y de trabajar en gabinetes de comunicación institucional y prensa escrita en España, en 2009 emigra a Londres al Hispanic Research Centre de la Universidad de
Roehampton. Allí conoce a la Dra. Isabel Santaolalla, directora del Centro y madrina de su primer documental, ‘Algo más que una pasión’.
Esta pieza sobre el origen del fútbol femenino en España y Europa comienza su proceso de preproducción bajo el respaldo de esta Universidad durante los JJ.OO. de Londres en 2012. Es entonces cuando surge la iniciativa de obligada necesidad de fundar La Perla Films S.L, que nace como empresa familiar, estrechamente ligada a los orígenes de ‘Algo más que una pasión’, con el propósito de sustentarlo y dotarlo de solidez, cubriendo los requisitos legales y estructurales obligatorios para una pieza audiovisual documental de esta dimensión, coproducida por RTVE.
En 2013, y paralelamente a ‘Algo más que una pasión’, produce ‘Una vez érase’, cortometraje de ficción dirigido por Esteban Magaz y exhibido en festivales de la India, Colombia, Venezuela y España. Y ya en 2015 el documental dedicada al fútbol femenino gana la Biznaga de Plata “Afirmando los derechos de la mujer” en el Festival de Málaga, y es Premio del Público en el Festival de Islantilla Cinefórum, además de ser seleccionado en distintos festivales de España y Sudamérica.
En estos momentos se encuentra con la distribución en festivales de su última producción documental, ‘En la ruina’, que ya se ha exhibido en festivales de Uruguay y España, y que en estos momentos opta al premio del jurado en el Festival Internacional de Cine Arqueológico de Castilla y León. Actualmente trabaja en la producción de un nuevo largometraje documental sobre el misterio de William Martin: The man who really was.
Pues bien, ya conocen un poco más a este joven director isleño, que a nivel personal es entrañable, comprometido con la sociedad, amable, servicial, optimista por naturaleza, fiable, buen amigo, isleño por los cuatro costados, por tanto también carnavalero, trabajador e imaginativo. Vamos lo que se dice muy ‘güena gente’
Cuando me pongo en contacto con él para realizar esta entrevista, no lo duda, como no podía ser de otra manera, y, este es el resultado de un ratito de charla de lo más amena:
P. – ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?
R.- Pues me parece una situación un tanto surrealista y contradictoria. No voy a detenerme a divagar en conceptos que, a partir de la covid, volvieron a ponerse de moda (como el nuevo orden
mundial, la opresión de los poderes, el recorte de libertades o la fragilidad del ser humano), pero sí que destacaría que llevamos siglos de sobresaltos y de adaptación a este tipo de situaciones.
¿Evolución o involución? Cada uno lo asimilará en función de su experiencia personal. Recuerdo la época de las vacas locas, la gripe aviar, el Zika, el ébola, la gripe A… Desde que tengo uso de razón siempre hubo alerta, pero la vida continuaba… Parece que poco a poco ya estamos volviendo a las andadas, y a esa vida social descontrolada que tanto nos gusta a los humanos.

P. – ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y sobre todo el mundo de la cultura?
R. – La vida es un constante cambio, no habría que escandalizarse. Pero sí que hay un cambio que me preocupa, que es el mayor control de fronteras que se está llevando a cabo por parte de algunos países. Eso nos separa y nos aleja. Desde hace años se atisba un tope al mundo globalizado y multicultural, pero realmente seguimos conectados (cada vez más) digital y virtualmente. Precisamente esta característica fue importante durante los peores meses de la pandemia para la supervivencia de la cultura: conferencias, conciertos, cursos online… Pero, como decía antes, poco a poco vamos volviendo a la presencialidad, y eso supone una bombona de oxígeno sobre todo para el cine, las salas de exhibición y las artes escénicas, que es el ámbito que más afecta a mi gremio. También afectó de manera directa al ámbito de la financiación y de los rodajes. Muchos proyectos se vieron afectados, incluidos los míos.
P. – ¿Cómo valoras la labor de los políticos en general ante esta crisis económica y sanitaria?
R. – Paso de valoraciones políticas. Tengo una opinión a nivel local, otra a nivel nacional y otra a nivel internacional, pero no quiero agitarlas en mi cabeza por mi propia salud mental. No te digo y te lo digo .

Entrada Relacionada
P. – ¿Has pasado miedo en algún momento?
R. – Pues la verdad es que sí, ¿quién no lo ha pasado? Principalmente por la salud de mis familiares y amigos con edades que los hacían más vulnerables. Recuerdo cuando iba a comprar el pan
como si estuviera en Chernobyl…
P. – ¿Qué proyectos tienes para el futuro y que haces ahora?
R.- Podríamos decir que mi presente y mi futuro son una misma unidad temporal. Tengo varios proyectos en mente y con un desarrollo preliminar (largometrajes y cortometrajes documentales).
Aunque en estos momentos me centro en levantar el proyecto sobre William Martin, que quedó algo paralizado durante la pandemia.
P. – Mañana lunes se va a presentar la IV regata William Martin, y vas a intervenir en dicho acto. Cuéntanos.
R. – Este año tendré el honor de ofrecer la conferencia que se realiza anualmente con motivo de la regata William Martin. Anteriormente lo hicieron personajes onubenses ilustres de la cultura y la investigación (como José María Segovia, Jesús Copeiro y Enrique Nielsen). Será efectivamente mañana lunes 18 de octubre, a las 19:00 horas en el salón de conferencias de las Cocheras del Puerto de Huelva. En ella hablaré del recorrido que conlleva la puesta a punto y la adaptación de una investigación histórica al lenguaje audiovisual para la creación, en este caso, de un largometraje documental. El
proyecto que tengo entre manos, ‘The man who really was’, comenzó su etapa de preproducción ya en 2019, pero como decía anteriormente, la pandemia nos golpeó (como a otros tanto proyectos) y supuso un estancamiento temporal del que ya estamos, afortunadamente, saliendo adelante. Si todo va según lo planeado, el año que viene estaremos inmersos en un bonito y apasionante rodaje.
P. – ¿Qué te atrajo de esta figura para involucrarte en su historia?
R. – Sobre todo la figura literaria y el enigma que suponen su identidad, además de su importancia histórica. Fue a partir de un reportaje de Javier Ronchel (que acabó siendo premio de periodismo de Huelva) que entré en contacto con Copeiro y Nielsen y su obra de investigación. Y es que la historia debe ser contada también desde el lugar donde ocurrieron los acontecimientos, y hay que darle voz a los protagonistas onubenses que estuvieron directamente involucrados esta importantísima operación de engaño de la Segunda Guerra Mundial. Hay que darle a Huelva la voz y la importancia que merece.
P. – Cambiando de tercio, ¿qué tiene Isla Cristina de especial para que se le quiera tanto?
R. – Lo mismo que tiene de especial para que toda mi obra periodística y cinematográfica hasta el momento giren en torno a ella. Aunque como isleño, sería demasiado pedante destacar su

belleza y sus virtudes pasando por alto sus vergüenzas. Deberíamos empezar a ser algo más autocríticos para evolucionar como merecemos.

P. – ¿Cómo es la situación de Isla a nivel laboral?
R. – Mediocre. Creo que estamos mejor que en Jartum, pero peor que en las localidades colindantes.
P. – ¿Cuáles son tus mejores recuerdos profesionales?
R. – Sin lugar a dudas el premio que recibimos en el Festival de Málaga por nuestro documental ‘Algo más que una pasión’. Pero muy de cerca, siempre me inunda de alegría recordar mi paso por el Hispanic Research Centre de la Universidad de Roehampton. Allí, como Communications Officer tuve una experiencia maravillosa, rodeado de ‘güena gente‘ y de magníficos profesionales. Fue el origen de La Perla Films y el detonante de que pudiese llegar a entrevistar (después de meses de gestión) a Pia Sundhage, seleccionadora americana de fútbol femenino, en el hotel Hilton de
Glasgow un par de meses antes de que ganase el oro olímpico y de que fuese nombrada por la FIFA como mejor entrenadora de fútbol (un año después que Vicente del Bosque). Aquella época fue una auténtica aventura, y una experiencia inolvidable.
Carlos, que ha sido todo todo un lujazo tenerte como invitado en esta serie de entrevistas que estoy realizando. Desearte toda clase de éxitos en tus nuevos proyectos, que seguro conseguirás.
Deja un comentario
Entradas recientes