1. Home
  2. Cuenca
  3. Minera
  4. Registrado un terremoto junto a las grandes presas mineras de Riotinto
Registrado un terremoto junto a las grandes presas mineras de Riotinto

Registrado un terremoto junto a las grandes presas mineras de Riotinto

0

Un temblor de tierra de 2.0 grados de magnitud se ha detectado este último día de mayo en la zona minera que comparten El Campillo, Minas de Riotinto y Nerva.

El sismo se ha anotado a las 13.21 minutos del 31 de mayo y a una profundidad de 10 kilómetros. No ha sido sentido por las poblaciones del entorno. Y pasaría desapercibido a no ser por las connotaciones geológicas y de explotación minera intensiva que se realizan en la zona.

 

Registrado un terremoto junto a las grandes presas mineras de Riotinto
El punto rojo marca el epicentro del terremoto registrado el 31 de mayo en El Campillo

 

El epicentro del sismo ha sido anotado junto a las enormes presas mineras de Aguzadera, Cobre y Gossan, lo que añade inquietud al fenómeno.

La zona donde se ha producido el movimiento telúrico está repleta de filones, cortas y fallas en el terreno, además de contar con enormes muros y escolleras que sirven de diques de contención a las enormes balsas de residuos mineros ubicadas la mina de Riotinto.

 

Registrado un terremoto junto a las grandes presas mineras de Riotinto

 

En la zona del sismo se encuentran las presas heredadas y ampliadas nuevamente por el Proyecto Río Tinto, que en el momento de la paralización de la actividad minera en 2001, ocupaban más de 530 hectáreas y contenían 340 millones de toneladas de residuos. Está formada por tres secciones dispuestas en cascada, denominadas Gossan, Cobre (iniciada en 1970 y recrecida en 2016) y Aguzadera (iniciada en 1987 y recrecida en 2016).

La capacidad de residuos que alberga ahora es mucho mayor pues la mina lleva en explotación ininterrumpida desde hace cinco años.

Cabe resaltar que debido a la peligrosidad del terreno y a los antecedentes que obran en poder de la Administración, la Junta impuso hace solo dos meses a Atalaya Mining un listado de condiciones en las que obliga a la empresa a una vigilancia continua de la seguridad de las presas mineras, lo que deberá ser también verificado por la propia Administración andaluza y sus peritos.

Entre las exigencias estaba la obligatoriedad de Atalaya Mining de colocar piezómetros ( se utilizan para medir la presión de poros en terraplenes de las presas) en la presa de Cobre y Gossan con lectura mensual y trimestral de datos y deberá realizar controles encaminados a garantizar que las características de los materiales colocados respondan a los cálculos de estabilidad.

Las advertencias del Informe Emerman

Cabe recordar que en el Análisis de Riesgo de las Presas de Relaves en la Mina Riotinto realizado y presentado por el profesor norteamericano Steven H, Emerman y elaborado a petición de London Mining Network ya se advertía de la peligrosidad que suponían movimientos telúricos de este tipo, dependiendo de su magnitud y frecuencia.

Porque una perturbación (como un sismo) puede provocar alteraciones significativas en el terreno.

“Si el agua no puede escapar, debido a la baja permeabilidad o a la alta velocidad de la perturbación, el agua se comprime y la presión aumenta, de modo que las partículas ya no se toquen entre sí. En esta caso el agua soporta toda la carga, de modo que la masa de partículas y agua se comportan como un líquido. Este fenómeno de licuefacción es promovido por poros saturados y partículas sueltamente empaquetadas. Los depósitos de relaves son especialmente susceptibles a la licuefacción porque los relaves están muy sueltamente empaquetados debido a la descarga hidráulica en el depósito sin compactación”, advretía.

Entre las fallas de las presas de relaves se encuentran los adelantamientos por inundaciones, erosión interna, falla en los cimientos, licuefacción sísmica y licuefacción estática.

La explicación obliga por lo menos a la Administración andaluza y al Gobierno a comprobar la situación tras constatarse el sismo registrado este 31 de mayo.