1. Home
  2. Huelva
  3. El PP lamenta el “silencio cómplice” del alcalde con la Ley Celaá que “ataca” a la concertada
El PP lamenta el “silencio cómplice” del alcalde con la Ley Celaá que “ataca” a la concertada
0

El PP lamenta el “silencio cómplice” del alcalde con la Ley Celaá que “ataca” a la concertada

0

La presidenta de los populares en el Ayuntamiento de Huelva, Pilar Marín, ha lamentado en la mañana de hoy el “silencio cómplice” del alcalde en un asunto tan importante como la aprobación de la ley de educación que “va contra la educación concertada y contra la lengua española”.

Marín ha señalado que “esta ley atenta contra la libertad de elección educativa de los padres, y contra la educación concertada y la educación especial, y en Huelva va a afectar a un gran número de familias”.

Los populares han anunciado la puesta en marcha de diferentes campañas informativas para recoger firmas y hacer llegar a todos los onubenses que con esta ley se comete una “injusticia contra la educación concertada y la educación especial”.

Marín se ha preguntado si “el alcalde de Huelva puede permanecer insensible ante este ataque a la educación concertada y la educación especial, y contra los trabajadores de la misma sin importarle los empleos y la actividad educadora que llevan desarrollando durante décadas en Huelva”

Marín ha querido recordar que la Ley Celaá “maltrata a la educación concertada por el simple hecho de ser educación religiosa, sin reparar que está en la libertad de los padres elegir y optar por un modelo de educación con valores religiosos o no”.

“Es inútil enfrentar la educación pública con la privada. Porque la historia de la educación en Huelva es una historia de éxito, de la educación pública y la privada. La educación en Huelva está asociada a colegios públicos como el Nacional de Prácticas, el Manuel Siurot, y tantos otros, al igual que lo está con los Maristas, Esclavas, Santo Ángel, Montesori, Funcadia, Agustinas, Teresianas o María Auxiliadora”.

Por eso, los populares en Huelva capital van a iniciar una serie de movilizaciones consistentes en la recogida de firmas contra esta ley injusta. Asimismo, se proponen visitar todos los colegios concertados y centros de educación especial de la ciudad de Huelva, para ofrecerles su apoyo ante una ley que pretende acabar con ellos. Marín lamenta que “como siempre la actitud del alcalde es siempre la misma, prefiere las siglas del PSOE antes que defender a padres, educadores, trabajadores y alumnos que optan por una educación con valores religiosos haciendo uso de su derecho a elegir en libertad”.

Pilar Marín ha denunciado que “los socialistas cuando gobiernan buscan la división de la sociedad en público o privado, ricos o pobres, olvidando que la educación es un derecho, un servicio público cuya prestación puede hacerse de manera pública, privada o concertada”. Por eso, la popular no entiende que se quiera diferenciar entre buenos y malos, ricos y pobres, privados o públicos cuando lo que quieren los padres onubenses es la mejor educación para sus hijos. De ahí que Marín le recuerde a Cruz que “es el alcalde de todos los onubenses, los que le votaron y los que no, los que optan por la educación religiosa o los que optan por la educación laica, y ahora saben que este Alcalde prefiere defender a sus siglas que a los onubenses”.

Asimismo, los populares van a elevar al próximo pleno una propuesta en favor de la educación concertada que suponga el reconocimiento de sus trabajadores y de los centros de educación especial a los que la Ley Celaá “asesta un duro golpe”.

SUPRIME AL ESPAÑOL COMO LENGUA VEHICULAR

Los populares han recordado que esta ley se ha hecho tristemente famosa por nacer de un acuerdo con ERC y con BILDU que “quieren acabar con España”. De ahí que los perjudicados sean los españoles, la educación concertada, la educación especial y los principios de mérito y capacidad. Los populares se suman a la preocupación de la RAE y de los principales intelectuales de este país que claman contra una ley que lejos de potenciar la lengua española, la oculta y la maltrata sólo por mantener el apoyo de los partidos que han nacido para acabar con la unidad de España.

En este sentido, los populares han señalado “no esperamos nada del alcalde Cruz en la defensa de la lengua española pues ya nos ha demostrado sus preferencias por su partido antes que por el interés general de los onubenses”.