Home Opinión Depuración en la provincia de Huelva
Depuración en la provincia de Huelva

Depuración en la provincia de Huelva

0

La mayor parte de los núcleos urbanos de nuestra provincia cuenta con instalaciones de saneamiento y depuración, aunque no todas ellas permiten cumplir con los requisitos exigidos en la legislación vigente, existiendo además algunos núcleos urbanos que carecen de las correspondientes instalaciones, por lo que era imprescindible abordar la ejecución de todas las infraestructuras necesarias para someter el 100% de las aguas residuales generadas a un tratamiento adecuado en función de las poblaciones atendidas y el medio al que se incorporen.

Por ello, los responsables de la anterior Consejería de MAOT, diseñaron un plan de actuaciones, distribuido en cuatro grupos, en función de la situación de partida en la que se encontraban los distintos núcleos urbanos. En primer lugar estaban los municipios que no tenían instalaciones de depuración, o que, aun contando con ellas, estas resultaban insuficientes para alcanzar los límites cualitativos exigidos, por lo que se declararon de Interés General de la Comunidad al amparo de lo dispuesto en el Acuerdo del Consejo de Gobierno de 26 de octubre de 2010. Le seguían aquellas otras localidades en las que las infraestructuras necesarias de saneamiento y depuración estaban en ejecución, recién finalizadas o en licitación.

Después, los municipios que no contaban con instalaciones, o con unas insuficientes, y que no contaban con proyecto técnico que describiera o evaluara las mismas. Por último quedaban los núcleos que contando con saneamientos y depuración, requerían algún tipo de mejora para alcanzar los límites regulados en la normativa.

En la actualidad, están iniciadas las obras del colector y E.D.A.R de Nerva-Riotinto, y en redacción los proyectos de Galaroza, Rosal de la Frontera, Campofrío, El Cerro-Calañas y Sanlúcar-El Granado. Además, los colectores de Pozo del Camino e Isla Cristina para verter en EDAR de La Antilla están en ejecución, y esta EDAR, la de La Antilla, está casi terminada su ejecución, quedando, aproximadamente un 5% de obra, estando acordado ya con ENDESA el suministro eléctrico necesario para, una vez finalizada la obra,  ponerla en funcionamiento de manera inmediata. No hay que olvidar que en la pasada legislatura, se terminaron el colector y EDAR de Berrocal y Zalamea la Real, así como los colectores y EDAR en Aroche.

Los núcleos urbanos de Matalascañas y Mazagón, que en la actualidad cuentan con unas instalaciones que necesitan actuaciones de ampliación y mejora por estar ubicadas en el entorno de Doñana, fueron declaradas de Interés General de la Nación, y el Ministerio ha iniciado la tramitación para ejecutar las mismas. Queda mucho por hacer, por supuesto, pero el camino se ha iniciado y hay que completarlo.