Home Sierra Santa Olalla del Cala Las golondrinas se muestran fieles a su lugar de cría tras varios años
Las golondrinas se muestran fieles a su lugar de cría tras varios años

Las golondrinas se muestran fieles a su lugar de cría tras varios años

0

La Fundación Monte Mediterráneo viene desarrollando, entre otras tareas, un análisis de los hábitos y costumbres de diversas especies animales que se encuentran en la Dehesa San Francisco, en Santa Olalla del Cala. En 2019 se han repetido los estudios en las colonias de golondrinas y los nidos individuales que habitan en esta zona del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Se realiza gracias al apoyo del programa europeo Erasmus+, anilladores del Parque Natural, Dübener Heide, procedente de Alemania, junto con el anillador Jesús Fernández, de Sevilla y sus asistentes. Aplicando parámetros ecológicos en el estudio, se pudieron marcar 14 adultos, 9 polluelos y tres golondrinas con un año con anillas de la oficina central española para el anillamiento en Madrid.

El primer descubrimiento destacable es que las golondrinas en la zona del estudio son sumamente fieles a sus lugares de cría. Se pudieron controlar cuatro adultos del año 2018 y otros cuatro del año 2017. De hecho, todas las golondrinas marcadas en 2017, se volvieron a encontrar en 2018 en la colonia. 

Además de dedicarse al anillamiento de golondrinas, los anilladores también se esforzaron por investigar y anillar otras especies en la Dehesa San Francisco, como el rabilargo, la curruca cabecinegra, la curruca mirlona, el ruiseñor o el picogordo, de entre los cuales también se pudieron reconocer ejemplares de otros años.

En años anteriores, la labor de apoyo ha estado prestada por el Grupo Ornitológico del Sur (GOSUR). En un ámbito territorialmente más extenso de este trabajo de anillamiento y control, se ha podido descubrir una colonia de golondrinas en un centro comercial de la provincia de Cádiz, con más de 15 nidos que se encuentran en el interior del centro comercial tolerados por el gerente.

La investigación se había iniciado en 2017, cuando, a finales de abril, se pudieron anillar 19 golondrinas adultas, 5 pichones emplumados y 20 polluelos con anillas de la oficina central en Madrid. En 2018, las tareas se empezaron una semana antes que el año anterior y se observó que ha habido menos parejas reproductoras anidando que en 2017. Además, debido a la fecha anticipada, los polluelos aún no habían salido de los huevos. Solamente, se pudieron marcar 13 adultos. Ya se incidía en que algunas de las parejas adultas anilladas en el año anterior volvieron a su antiguo nido.

De esta forma, la Fundación Monte Mediterráneo ha podido participar de nuevo en este estudio científico de la conservación de la naturaleza que aporta importantes conocimientos respecto al medio rural y su fauna.