Home Algarve Opinión Cordones sanitarios y el milagro
Cordones sanitarios y el milagro
0

Cordones sanitarios y el milagro

0

Desconozco quien inventó la frase de “cordones sanitarios”, en su contexto político. Pensaba que se generó en los países escandinavos, donde comenzaron a aparecer los partidos de extrema derecha, la expresión por cierto explica perfectamente los resultados de las Elecciones Generales, en el que fueron los electores los que pusieron el dichoso cordón. Así como no, siempre Google sale al rescate: es una expresión que se utilizó para alejar a los partidos radicales, en la compleja gobernabilidad de  Bélgica.

Tanto Ciudadanos, que ha desaprovechado ser el segundo partido más votado, como el Partido Popular, en su peor resultado de la historia, se han contagiado de una euforia extremista, impulsada por Vox, que les ha hecho perder la centralidad. Ni vieron, ni se acercaron, al votante transversal, que a veces vota derecha y otras a la izquierda.  España y si observamos su corta historia democrática, nunca se ha decantado por los extremos. Y con todo ello, a Sánchez, se le presentó el milagro. Casado empequeñecido tras los debates, ofreció a Vox entrar en un hipotético gobierno, mientras Rivera, con premeditación y alevosía establecía un “cordón sanitario” al PSOE.  El resultado estaba escrito, con una alta participación, hubo una movilización de la izquierda, para frenar una España en blanco y negro.

En cuanto a un rápido análisis provincial, en Huelva, volvió a ganar el PSOE, que sube muy ligeramente un punto y medio con respecto a 2016, eso sí con una tendencia a perder votos en algunas localidades costeras, aunque es el partido más votado, la suma de las formaciones de derechas son mayoría. Como ejemplo, Cartaya, donde Vox recoge su mejor resultado con un 24% del voto, como segunda opción. Descalabro del PP, pierde la mitad de los votos, y solo salva Lepe, Palos, La Palma y Sanlúcar, en el resto de los municipios de la provincia se impone los Socialistas. Ciudadanos queda a solo trescientos votos del “sorpasso” a los populares. En la capital el partido naranja se coloca como segunda fuerza política, donde le PP es la cuarta, a un mes de las municipales, y tras la fuga de destacados militantes a Ciudadanos  y Vox, se trata de un dato alarmante para el partido de Casado. Como anécdota, y no sin importancia, el quinto diputado en poder de Podemos, todavía está en juego con Vox, aunque improbable que cambie, pues tendría que sacar 330 votos más que el partido de Iglesias, de los 744 votos, que se tienen todavía que contabilizar del voto exterior.

Cuatro reflexiones, tras   la jornada del 28 de Abril, a saber :

La primera, solo hay sitio para dos derechas. Eso ha supuesto que el PSOE gane en Ceuta, Castilla y León o Galicia. Tomarán nota los electores conservadores de ello, pasado un tiempo.

La segunda, Feijóo, como buen gallego, sin levantar mucho la voz, ha proclamado que la extrema derecha no ha sacado ningún diputado en su Comunidad. Hoy por hoy, es el único candidato a defender una derecha moderada y más centrista, sin complejos. El ibex 35, decepcionado con el veto de Rivera a los Socialistas y más ahora que suman, lo acabará empujando, mientras se deja querer.

La tercera, la extrema derecha solo puede triunfar movilizando a las clases bajas y desfavorecidas. Vox ,es ultra liberal, una anomalía ideológica, que puede servir para lugares con  rentas altas, pero no para sumar en otros sitios más populosos.

La cuarta, después de los resultados en Andalucía, ya es momento de qué el PSOE busque un candidato o candidata, alternativo a Susana Díaz.