Home Huelva El plan de limpieza alcanza a una veintena de barriadas
El plan de limpieza alcanza a una veintena de barriadas
0

El plan de limpieza alcanza a una veintena de barriadas

0

El concejal de Infraestructura y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Huelva, Luis Albillo, se ha mostrado satisfecho con el avance del plan de choque para la limpieza en profundidad de las barriadas onubenses que se viene desarrollando desde mediados de diciembre en la ciudad. Un servicio complementario que, como apunta el edil, “implica una limpieza a fondo, reforzando las tareas habituales, con unos resultados que ya pueden empezar a advertirse en una veintena de barriadas onubenses”.

Concretamente, hasta el momento, se ha actuado en las zonas establecidas en torno a Zafra, Los Rosales, Molino de la Vega, Fuentepiña, Pinar de Balbueno, Pérez Cubillas, Iglesia del Rocío, La Navidad, Las Colonias, El Carmen, Tartessos, Cardeñas, Marismas del Odiel, Marismas del Polvorín, Barrio Obrero, El Matadero, Barriada de la Condesa, Viaplana y Huerta Mena.

Para analizar el desarrollo del plan a los tres meses de su puesta marcha, Luis Albillo, ha tomado de referencia las dos últimas barriadas en las que se ha actuado, con el objetivo de mostrar específicamente las tareas que se están realizando.

En este sentido, ha explicado que la zona de Marismas del Odiel integra el área delimitada por la confluencia del Paseo Marítimo al norte, Avenida Cristóbal Colón al este, Paseo Marítimo al oeste y las calles Grulla y Serenata al sur. Dada las características morfológicas de sus viales, conformados generalmente por calles de un solo sentido de circulación y un tránsito diurno medio, los trabajos se han organizado en turnos de mañana, no siendo necesario en este caso, ampliar a la noche. En la zona de Marismas del Odiel las actuaciones arrancaron el 5 de febrero con la retirada de voluminosos, muebles y otros residuos, para iniciar a continuación un baldeo manual general con aplicación de líquidos desengrasantes, incidiendo en esquinas, farolas, papeleras, bancos, islas de contenedores, contenedores y soportales, prolongándose dichos trabajos hasta el 15 de febrero. Paralelamente se han realizado desbroces de hierbas en viales, plazas, alcorques y bordillos, entre el 5 y el 26 de febrero, para posteriormente aplicar fungicidas naturales (tipo vinagre) con el objetivo de frenar el crecimiento de malas hierbas, eliminar hongos y desinfectar. Finalmente, se procede a un baldeo con barrido mecánico.

En cuanto a la zona de Marismas del Polvorín se refiere al área delimitada por la confluencia de la Avenida Nuevo Colombino al norte, la calle Río Pisuerga al este, la calle Cervantes al oeste y la paralela a la ronda de circulación, al sur. En este caso, al igual que en el anterior, se ha trabajado también en turnos de mañana, del 29 de enero al 4 de febrero. Dado que en esta zona el crecimiento de malas hierbas no era especialmente problemático, se pospuso su desbroce para dar lugar a un crecimiento mínimo que permitiera su eliminación de forma correcta, desarrollándose estos trabajos durante los días 7 y 8 de marzo. Además, entre el 30 de enero y el 1 de febrero, la limpieza se centró en las áreas peatonales, utilizando máquinas con agua a presión y alta temperatura.

Durante estos días, se está trabajando conjuntamente en las barriadas de La Orden y del Polígono Alto y la intención, como ha reiterado el concejal, “es que siga avanzando hasta llegar al último rincón de la ciudad y a continuación, establecer este servicio de forma permanente, por lo que cuando finalice este primer plan de choque, recorriendo toda la ciudad, volverá a reanudarse en el punto de partida”.

Para abordar este dispositivo extraordinario, el Ayuntamiento de Huelva ha creado un equipo integrado por ocho operarios y cuatro máquinas especializadas en cada una de estas tareas, “por lo que además del conductor y las máquinas, las actuaciones se reforzarán manualmente”. El equipo incluye una desbrozadora, un camión cisterna con capacidad de 8.000 litros; y dos vehículos provistos de agua caliente a presión que trabajarán por turnos las 24 horas del día.

Por otro lado, la ciudad se ha dividido en 36 sectores, en los que trabajará este equipo una media de entre 6 y 10 días por zona, aunque como ha puntualizado el concejal “en barrios concretos, en función de la superficie a abordar, el número de plazas y soportales o el estado y situación de las infraestructuras, se podrán ampliar las jornadas hasta 20 días”. Además, con el objetivo de minimizar las molestias a los ciudadanos derivadas del ruido o el uso de agua a presión, en función de la afluencia de público por ejemplo, en zonas comerciales, se trabajará en turnos.

En cada una de las barriadas las tareas extraordinarias contempladas en el dispositivo incluyen la eliminación con medios manuales y mecánicos de malas hierbas y la aplicación de fungicidas naturales para limitar su crecimiento futuro; el baldeo mecánico y fregado con cisternas, previa aplicación de líquidos desengrasantes y limpiadores aplicados con escobillón en manchas de acerados, esquinas, fuentes, papeleras, farolas y bancos; fregado de entornos de islas de contenedores y elementos de mobiliario urbano; y eliminación de grafitis, pegatinas, chicles y residuos en fachadas de edificios públicos y elementos urbanos.

¡Cuéntanos!