Podría interesarte:
Home Opinión Año II Después de la Mujer
Año II Después de la Mujer
0

Año II Después de la Mujer

0

Como hemos podido comprobar de nuevo este ocho de marzo, el tiempo de las mujeres ha llegado, ya no hay quien lo pare, por mucho que haya formaciones políticas que nos quieran convencer de lo contrario.

En Huelva también hemos salido en contra de las violencias, a favor de ese grito: yo valgo lo mismo que tú, no me cuentes que por que tú hija te pide un balón de fútbol los tiempos están cambiando, Rivera. Partido Popular tan sólo se te dice que no quisiste secundar la manifestación que te está gritando una y otra vez que el tiempo de las mujeres, por fin, ha llegado.

Ciudadanos convierte el feminismo en lo que te dé la gana, el grito de la mujer tan sólo te está diciendo que necesitan más medidas, déjate de rollos y de seguir poniendo en venta, algo que no tiene precio, que es el cuerpo de una mujer, nunca fue la miel para el borrico.

Ayer las mujeres no necesitaron poner autobuses para llenar las calles de Huelva, las calles de Huelva se llenaron solas en respuesta, entre otras cosas, al fascismo que estamos viviendo estos días gracias al partido con el que se os ocurrido pactar, aquí, en nuestra Andalucía.

Y en estos momentos pienso en todas ellas, las que soportaron que día tras días las llamaran feminazis, a las que les dijeron que no eran femeninas, en ese mar de dudas que a veces se esconde en nuestro interior, me las imagino preguntándose si lo que estaban reivindicando estaba bien, incluso si quizás no estaban siendo algo injustas. Esas dudas que las llevo a cuestionarse todo. Aquellas que no quisieron bajar los brazos nunca, compañeras que lo hicieron distinto y no cesaron, observan las imágenes, la representación del feminismo. No bajar nunca los brazos ante el machismo.

Ellas han detenido la historia.

Por mucho que ahora todos queramos sumarnos al carro del feminismo. Yo viví en una cárcel, viví como mujer 34 años, compañera, y ahora que tengo la certeza absoluta de ser quien tenía que ser, te confirmo que no os tratan igual, amiga. Ojala que te sientas siempre libre para reivindicar lo que tú quieras. Te lo digo de corazón.

Toda esta marea debe tener consecuencias locales, por parte del Ayuntamiento, tiene que haber una apuesta clara por el feminismo. Las medallas son importantes, pero no lo son todo, las medallas se las lleva la Ría de Huelva. Debemos de empezar a pensar en los espacios de la ciudad con perspectiva de género, se deben crear medidas a través de planes que paren el machismo imperante, ¿que a mí que más me dá? Llamarme aliado, llamarme como ustedes queráis llamarme, me han llamado de tantas maneras que una etiqueta más ya no me pesa, pero a nosotres los trans, somos la punta del icerberg de este sistema, otro día os lo explico.

Y hablando de medallas y reconocimientos, yo les tengo que agradecer públicamente lo que hicieron las limpiadoras de Huelva, yo no me merecía ese sitio, pero ese sitio me lo dieron ellas. Ese gesto vale más  que cualquier aplauso, más que cualquier medalla. Eso ya se queda para mí, mi historia personal de mí segundo 8M en Huelva.

¡Gracias a las mujeres que limpian, las Kellys de Huelva!