Home Área Metropolitana Huelva Capital Protesta en el pleno al negar la vivienda a cuatro mujeres del ‘Casa por casa’ de Santa Lucía
Protesta en el pleno al negar la vivienda a cuatro mujeres del ‘Casa por casa’ de Santa Lucía

Protesta en el pleno al negar la vivienda a cuatro mujeres del ‘Casa por casa’ de Santa Lucía

0

En dos casos las viviendas fueron adjudicadas con carácter provisional a personas que fallecieron y en otros casos a víctimas de violencia de género cuando aún vivían con sus parejas

Mujeres del Casa por Casa de Santa Lucía, han llevado su protesta al pleno municipal después de que en la última comisión de seguimiento del Casa por Casa del 15 de enero se les haya negado el derecho a vivir allí a cuatro mujeres. En dos de los casos, la negativa radica en que dos de las mujeres fueron adjudicadas de forma provisional a sus madres antes de que estas fallecieran, pero debido a los numerosos retrasos del proyecto, estas fallecieron sin obtener la adjudicación definitiva.

En los otros dos casos se tratan de mujeres que han denunciado ser víctimas de violencia de género y que, dado que la casa fue adjudicada a la pareja, el cambio de situación les impide legalizar a ojos de la administración su situación.

Según ha explicado una de las mujeres afectadas, Charo, en declaraciones a Diariodehuelva.es, “en una comisión se seguimiento del año 2010 cuando Gabriel Cruz era delegado de vivienda ya se reconocen muchos de estas viviendas adjudicadas” y desde que falleciera su madre en el año 2016 “el alcalde siempre ha dicho que la vivienda terminaría siendo nuestra y que nos darían la razón”, no entendemos este cambio de actitud”

“El alcalde nos ha decepcionado, además lo han hecho el último día antes del cambio de Gobierno en la Junta de Andalucía”. Según Charo las administraciones se basan en que “eran adjudicaciones provisionales” pero recuerdan que en el casa por casa de ‘Cardeñas’ ya hubo casos similares de personas que habían fallecido y se consiguió el reconocimiento de la administración.

De hecho Charo ha querido recordar que, con su madre en vida, visitaron la vivienda que les había sido adjudicada y en todas las comisiones se reconocía ese derecho, sin embargo ahora todo es diferente y no solo se enfrentan a la expulsión de su casa sino a un juicio penal por ocupar las viviendas que “son nuestras, nos pertenecen”.

La mayoría de los cien vecinos del Casa por Casa de Santa Lucía apoyan esta reivindicación y aseguran que “no vamos a parar de luchar hasta que se reconozca ese derecho y si hace falta nos encadenamos en el barrio”.