Home Condado La Palma del Condado Admiten ante el juez que llevaron a la menor de La Palma a un prostíbulo pero niegan la violación
Admiten ante el juez que llevaron a la menor de La Palma a un prostíbulo pero niegan la violación

Admiten ante el juez que llevaron a la menor de La Palma a un prostíbulo pero niegan la violación

238
0

A.G.V., M.P.V., J.P.P., los tres acusados de contactar supuestamente y convencer a una menor, residente en la provincia de Huelva, y concretamente en La Palma del Condado, para que se prostituyera unos días en un club de alterne de Orense en abril de 2016, por lo que le pagaban 5.000 euros, han reconocido que llevaron a la joven al citado club para que ésta denunciara al dueño una vez allí y la Policía lo cerrara, al ser menor, y han negado que fuera violada por A.G.V.

El Ministerio Fiscal pide para este último 18 años de prisión por un presunto delito de trata de seres humanos y de favorecimiento a la prostitución de menor de edad y de agresión sexual, al supuestamente abusar de la menor, y diez a los otros dos por los dos primeros delitos; el pago de una multa de 2.190 euros y de 50.000 euros a la víctima por los perjuicios causados.

Durante su declaración ante el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva, A.G.V. ha precisado que la finalidad del plan, urdido, según ha remarcado, por el padre y tío de los otros dos acusados, ya fallecido, era “llamar a la Policía una vez que la menor estuviera en el club y que lo cerraran” y ha asegurado que la joven “fue de manera voluntaria”.

Sobre la víctima, ha asegurado que la conoció el día en que fue a recogerla junto a los otros dos en Alcalá de Henares (Madrid) para llevarlos a Orense, donde estaba el club, después de que se lo pidiera el fallecido, desvinculándose de los hechos así como de realizar ningún pago.

Al respecto de la supuesta violación en el baño de una gasolinera, donde pararon camino de Ponferrada, una vez que los otros dos recogieron a la menor en Huelva y llevaron a Alcalá de Henares, A.V.G., ha negado que sucediera así como que le ofreciera dinero a cambio de relaciones sexuales.

Por otro lado, sobre el favorecimiento de la prostitución, ha precisado que la joven, por lo que él sabía previamente, “en ningún momento tenía que prostituirse“.

Por último, ha recordado que tras esta parada hicieron otra en un centro comercial donde dejó a los tres mientras él hacía “sus cosas” y que, después, los llevó hasta las proximidades del club de dejándolos allí hasta que, al día siguiente, ella llamó a M.P.V., para que la sacara porque no quería llevar a cabo el plan preconcebido, a lo que ha añadido que los llevó a la estación de autobuses y les pagó el billete de vuelta a Madrid.

M.P.V., por su parte, ha manifestado en sala que conocía a la víctima desde hace muchos años y que tras conocer el plan de su tío de querer que la Policía cerrara el citado club, sin precisar los motivos, aceptó porque estaba “muy mal” con las drogas y necesitaba los 5.000 euros. No obstante, ha precisado que, por la confianza que tenía con la joven, le propuso el plan y aunque ésta “se negó dos veces”, finalmente le devolvió la llamada aceptándolo.

De igual manera, ha recordado que se trasladó a La Palma del Condado, donde la menor residía, a recogerla acompañado por su primo, J.P.P., el otro acusado, y viajaron hasta Alcalá de Henares, donde los recogió A.G.V ., y fueron a Ponferrada. Precisamente, sobre lo sucedido en la gasolinera, donde supuestamente según ha joven fue agredida sexualmente, ha entrado en contradicción entre lo que declaró en sede policial en julio de 2016, y ratificó posteriormente en sede judicial, y este lunes en la sala.

“ELLA ME PIDIÓ QUE LO DENUNCIARA”

En concreto, este lunes ha dejado claro que no entró en el baño con la víctima y ha asegurado que “nunca hubiera permitido que le hicieran nada, era mi amiga”, y que, por tanto, no fue violada, sin embargo en sede policial aseguró que ambos sí que entraron en el baño y que cuando ella salió “estaba rallada y, después en el centro comercial, ella desapareció, si bien la encontraron tras comprarse ropa y un teléfono”.

Sobre este cambio de versión, M.P.V. ha señalado que lo declarado ante la Guardia Civil lo hizo porque ella se lo pidió: “Me pidió que dijera eso, que ya que no habíamos cobrado ningún dinero con lo del club, porque ella finalmente no quiso hacerlo, que ella denunciaba a A.G.V., y que le sacaríamos el dinero a él, me dijo que no me preocupara que ni a mí ni a mi primo nos iba a pasar nada y como yo a esta persona no la conocía y no quería perjudicar a mi tío, pues acepté”. “Lo hice por ayudarla a ella y encima acabé en prisión”, ha remarcado, por lo que en sede judicial finalmente contó que no había pasado nada en ese baño.

Asimismo, sobre la declaración ante la Guardia Civil ha asegurado que le obligaron a declarar en el cuartel y que “le golpearon”, algo en lo que también ha incidido su primo, quien también ha declarado de manera contradictoria.

M.P.V. ha dejado claro que la víctima “nunca estuvo coaccionada” y que “se podía haber ido en cualquier momento del trayecto y no lo hizo, llegando a estar incluso un día en el club de alterne para llevar a cabo el plan”, sin embargo, añade, “se pondría nerviosa y al día siguiente por la tarde me llamó diciéndome que no quería hacerlo, así que fui y la recogí”.

Por último, el tercer acusado ha asegurado que conocía los planes y también ha negado la violación, aunque ha reconocido que dio la versión de la agresión sexual ante la Guardia Civil y que también “le golpearon”. Justo después de ellos ha declarado la víctima pero ha sido a puerta cerrada.


Cerrar