Home Área Metropolitana Suspendida la fiesta de Nochevieja en Moguer ante el exceso de aforo y el descontrol

Suspendida la fiesta de Nochevieja en Moguer ante el exceso de aforo y el descontrol

4.01K
0

Más de mil personas se quedaron sin poder celebrar la Nochevieja, después de que el Ayuntamiento de Moguer suspendiera la fiesta de fin de año ante el exceso de aforo y el descontrol de la organización, la empresa Eventos Color Sur.

Las colas de más de una hora para poder entrar, la falta de bebidas, hielo y personal para atender la barra provocó el enfado de muchos asistentes, que optaron por tirar sillas y mesas por los suelos y entrar en la barra para apropiarse del poco alcohol que quedaba antes incluso de que se ordenase la suspensión.

Según Genaro Reyes, el policía local responsable del servicio esa noche, “la carpa tenía capacidad para unas 1.000 personas, pero allí había muchas más; hubo un problema con la venta de las entradas, además de que muchos se colaron”. Al ver la aglomeración de personas y la falta de seguridad y salubridad del recinto y para evitar daños personales, Reyes optó por proponer la suspensión de la fiesta, que fue ordenada por el alcalde, Gustavo Cuéllar, sobre las tres de la madrugada.

“Gracias a esta decisión no hubo que lamentar daños personales ni materiales que se hubieran producido con seguridad si la fiesta hubiera permanecido abierta”, señala Reyes, quien insiste en que el Ayuntamiento no ha tenido nada que ver con la organización del cotillón y que su función era controlar que se cumplía la normativa de las instalaciones a través del informe de un ingeniero.

Precisamente, el Ayuntamiento moguereño ha habilitado en el Centro de Información Juvenil una oficina de atención a las personas afectadas por la fiesta de Nochevieja. Según informa el consistorio en su facebook, estas personas deben acudir a la oficina con el DNI y la entrada de la fiesta. Sus datos serán remitidos a la empresa organizadora para que ésta haga frente a sus responsabilidades.

El Ayuntamiento asegura que no cesará en su lucha por defender los intereses de los jóvenes: “Esta desagradable situación se ha repetido en distintos puntos de Andalucía y en el caso concreto de Moguer sus afectados contarán con todo el respaldo del Ayuntamiento”, señala.

Cristina Alejo es una de los afectados y ha creado una página en facebook para movilizar a los jóvenes a “reclamar el dinero de la entrada y para que no se repita porque nos consta que han ocurrido cosas similares en fiestas organizadas por esta empresa en otras provincias de Andalucía”. Ella compró su entrada de 40 euros (las había de 30, 40 y 60) en interticket y acudió en autobús desde Huelva con sus amigas. Según relata, “había mucha gente en las dos colas, nos registraban el bolso y nos pedían el DNI, pero no nos pedían el código de la entrada, o sea, que con una entrada podríamos haber pasado varias personas”.

Una vez dentro, cuenta que había una barra general que hacía también de guardarropa y otra VIP en la que no había ni bebidas ni hielo, por lo que la gente empezó a ponerse nerviosa y acabó tirando la barra al suelo y llevándose las pocas botellas que quedaban. Según Alejo, las salidas de emergencia no estaban señalizadas y tan sólo pudo ver un extintor. Ante esta situación, pidieron una hoja de reclamaciones, pero sólo tenían 25 y estaban ya agotadas.

Viendo que el ambiente se caldeaba por minutos -la gente comenzó a tirar las mesas y las sillas al sentirse estafada- optaron por salir del recinto y hablar con la Policía Local, que ya estaba al tanto de lo que ocurría y se disponía a suspender la fiesta. Cristina y sus amigas cogieron el autobús de vuelta dando por perdida la noche. Ahora lo que reclaman es la devolución del dinero de la entrada. Hoy, decenas de jóvenes de Moguer y de los pueblos de alrededor han acudido a la llamada del Ayuntamiento para recuperar el dinero.

 


Cerrar