Home Huelva La Guardia Civil desactiva la instalación de almacenes, redes y supermercados de droga en zonas rurales
La Guardia Civil desactiva la instalación de almacenes, redes y supermercados de droga en zonas rurales

La Guardia Civil desactiva la instalación de almacenes, redes y supermercados de droga en zonas rurales

985
0

Nada menos que 22 personas irán a juicio a partir del próximo lunes en la Audiencia Provincial de Huelva acusadas de delitos relacionados contra la salud pública, pertenencia a banda criminal y tenencia ilícita de armas. Los hechos que se juzgarán se han desarrollado en el ámbito rural, lejos de las clásicas rutas del tráfico de estupefacientes. Sin embargo, estos hechos  se remontan a hace dos años. Los investigadores del tráfico de droga vienen detectando en los últimos años un importante incremento de puntos de almacenamiento, transporte y venta de estupefacientes (incluída heroína) vinculados al mundo rural. Muchos de estos movimientos se realizan por caminos que conectan pueblos para evitar los controles de carreteras.

Esta variación del tránsito y montaje de verdaderos supermercados rurales de la droga se relaciona con la menor vigilancia existente en algunos pueblos, lo que hace pensar a los traficantes que pueden pasar más desapercibidos.

Riotinto y Santa Olalla pero también Aracena y Cortegana son casos que han saltado últimamente a las páginas de sucesos.

En el caso del escrito de la Fiscalía del juicio que comienza el próximo lunes y que ha sido recogido por E. Press, se asegura que uno de los acusados “dirigió, al menos entre enero de 2016 y marzo de 2017, a un grupo de personas dedicado a la distribución de sustancias estupefacientes: cocaína, heroína y el denominado ‘rebujo’, estableciendo diversos puntos de venta, sobre todo en las municipios de Aracena y Cortegana, para su distribución por todos las localidades del partido judicial de Aracena”. Nada menos que una veintena de pequeños municipios y aldeas conforman esta zona, apartada en muchos casos de los transportes convencionales pero al alcance de los distribuidores de estupefacientes, como se está comprobando con las eficientes y recientes operaciones de la Guardia Civil que han hecho ver a la población de estos municipios la magnitud del problema.

Quedó patente también en una gran operación desarrollada hace dos meses en Santa Olalla. Allí, la Guardia Civil procedió a la detención de catorce personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública. 

Y más recientemente, la Benemérita, dentro del marco de la operación denominada Quaresma, ha detenido a un varón por la supuesta autoría de un delito de tráfico de drogas, incautando diferentes sustancias estupefacientes preparadas para su venta así como una importante suma de dinero fruto de dicha actividad.

Las investigaciones se iniciaron hace meses cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la venta de sustancias estupefacientes en Minas de Riotinto, observando un repunte de aprehensiones de droga en dicha localidad y en municipios de alrededores tales como  Nerva, Zalamea la Real y El Campillo.

Y en el caso de Santa Olalla, los investigadores observaron la gran afluencia de personas adictas al consumo de drogas y que concurrían en varios domicilios de la localidad que podían ser puntos de venta de estupefacientes. El tránsito de consumidores era constante, provocando una gran alarma social en el entorno vecinal más próximo a los lugares donde se venían desarrollando estas actividades ya que se registraban diversos delitos contra el patrimonio en las cercanías de los distintos puntos de venta.

En algunos de los puntos de venta desmontados por la Guardia Civil no cesaba la actividad ni de día ni de noche y se relevaban dos personas para que la venta de paquetillas no se interrumpiera. La organización tenía perfectamente definidas las funciones de cada integrante, siendo una estructura jerarquizada, desde el propietario y distribuidor de la droga, hasta los diferentes vendedores a los consumidores.

En el transcurso de la Operación se aprehendieron varios transportes de distintas sustancias. El 19-09-2018 se interceptaron 2,600 kilogramos de marihuana, el 10-10-2018 se aprehendieron 30 kilogramos de hachís y el 18-10-2018 fueron intervenidos otros 14 kilogramos de marihuana.

Finalmente el pasado 23/10/2018 culminó la denominada OPERACIÓN RUTA DE LA PLATA con el registro simultáneo de siete viviendas en la localidad de Santa Olalla del Cala, otras dos viviendas en San Juan de Aznalfarache y otra en Tomares y la detención de 14 personas; en estos registros se intervino: 350 gramos de heroína, 50 gramos de cocaína, 5 kilos de hachís y 3,5 kilos de marihuana, 100.178,82€ en efectivo, de los cuales 90.000 se encontraban en un mismo domicilio. Los útiles para el pesaje y dosificación de la droga también fueron localizados.

Para sus actividades delictivas se empleaban 8 vehículos turismo y 22 teléfonos móviles de ilícita procedencia. Muchos de ellos empleados para los contactos.


Cerrar