Home Algarve Opinión La Garza (II)- “Ni machismo ni feminismo”
La Garza (II)- “Ni machismo ni feminismo”

La Garza (II)- “Ni machismo ni feminismo”

402
0

Un señor entra en un bar, se acerca a la barra y le pide al camarero una cerveza. El camarero asiente, se retira y vuelve con un vaso de leche que sirve sin inmutarse al cliente.

–Oiga, que le he pedido una cerveza –protesta el cliente.

–Sí, señor –responde flemático el camarero. Pero no hace nada.

–Esto es un vaso de leche –insiste el cliente, molesto.

–No, señor. Esto es una cerveza.

–¡Pero qué dice! Es un vaso de leche. Es blanca, sabe a leche, es leche.

Discuten durante media hora larga. El cliente se desespera explicando las propiedades de la leche y de la cerveza, que una es de vaca y la otra de cebada, blanco contra amarillo. Le habla del lúpulo y la fermentación contra la pasteurización. Pero el camarero permanece impasible. Después de treinta minutos de exasperante conversación el camarero responde.

–Es mi opinión. Y punto.

El cliente se tira de los pelos, se rompe la camisa como Camarón y se tira al suelo de rodillas, desesperado, impotente, desquiciado. Saca el móvil y busca en el diccionario la definición de “cerveza” y de “leche”, esperando que la descripción consensuada de expertos lingüistas sobre el significado de una palabra aclare por fin el concepto del camarero y le sirva por fin su cerveza. El camarero lee atentamente las definiciones.

 

cerveza

Del lat. cervesia, voz de or. celta.

  1. f. Bebida alcohólica hecha con granos germinados de cebada u otros cereales fermentados en agua, y aromatizada con lúpulo, boj, casia, etc.

cerveza doble

  1. f. cerveza fuerte.

 

leche

Del lat. lac, lactis.

  1. f. Líquido blanco que segregan las mamas de las hembras de los mamíferos para alimento de sus crías.
  2. f. leche de algunos animales que se emplea como alimento de las personas.

–Muy bien. Pero yo no estoy de acuerdo. Es mi opinión y punto.

El cliente tira el móvil al suelo, le pega una patada a la silla y sale del bar dando un portazo para no volver jamás. Sin su cerveza. El vaso de leche sigue intacto en la barra mientras el camarero pasa una bayeta por el mostrador meneando la cabeza con una mezcla de resignación y desaprobación por el pobrecito infeliz que al final se ha marchado sin pagar la cerveza.

Esta situación que nos parece tan absurda porque todos tenemos clarísimo qué es una cerveza y qué es un vaso de leche se produce demasiado a menudo cuando son otros conceptos los que están en juego.

Feminismo y machismo no son “lo mismo pero al revés”, se ponga como se ponga quien quiera. Una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad si aplicamos el sentido común y el pensamiento crítico.

Feminismo y machismo, aunque tengan la misma terminación de palabra, no son la misma cosa. El sufijo -ismo sirve para formar varios tipos de palabras, entre ellas las que significan ‘doctrina’, ‘sistema’, ‘escuela’, o ‘movimiento’, pero también las que significan ‘actitud’, ‘tendencia’ o ‘cualidad’. Quédense con esta idea porque es importante.

Feminismo y machismo tienen la pega de que lo femenino y lo masculino se consideran, a menudo, opuestos (otro gran error, en realidad). Al ser dos opuestos con un mismo sufijo la relación sale sola: son lo mismo pero al revés, fin de la historia. Error.

Sucede un poco como los famosos false friends que tantos quebraderos de cabeza nos dan cuando estudiamos inglés, con el problema añadido de que son dos palabras que conviven en la misma esfera. Al fin y al cabo, el feminismo busca desterrar las actitudes machistas promovidas por el patriarcado.

Palabra clave: actitudes.

El feminismo es un movimiento político, social y cultural que surgió en el siglo XIX y lucha por la liberación y el empoderamiento de la mujer hasta lograr la igualdad de género.

El machismo es una actitud de superioridad de lo masculino sobre lo femenino promovida por un sistema en el que el hombre tradicionalmente ha gozado de unos privilegios políticos, económicos y sociales sobre las mujeres.

O según la definición de la RAE:

feminismo

Del fr. féminisme, y este del lat. femĭna 'mujer' e -isme '-ismo'.

  1. m. Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.
  2. m. Movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo.

 

machismo

De macho1 e -ismo.

  1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.
  2. m. Forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón. En la designación de directivos de la empresa hay un claro machismo.

Estas definiciones son, en realidad, muy superficiales y muchas feministas de pro se llevarían las manos a la cabeza por tanta simplificación. Pero buscamos transmitir una única idea: feminismo y machismo no son lo mismo pero al revés, por lo tanto, la frase “ni machismo ni feminismo: igualdad” no tiene ni sentido ni razón de ser, especialmente porque el fin último del feminismo como movimiento es conseguir la igualdad real entre géneros.

Para definiciones con más profundidad podéis bichear aquí, aquíaquí.

Así que no. No es tu opinión y punto.


Cerrar