Home Huelva “Queda mucho por investigar para hallar todas las fosas y asesinados en Huelva”
“Queda mucho por investigar para hallar todas las fosas y asesinados en Huelva”

“Queda mucho por investigar para hallar todas las fosas y asesinados en Huelva”

162
0

El recién elegido presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (Amhph), Fernando Pineda, analiza, en una entrevista concedida al diariodehuelva.es, los retos de la nueva etapa de la entidad y las ventajas de la también recién aprobada Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

Pregunta: ¿Qué grandes avances suponen a su juicio la nueva Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, aprobada recientemente en el Parlamento de Andalucía?

Respuesta: Que responde a los objetivos fundamentales del movimiento memorialista de verdad, justicia y reparación. Posibilita a encontrar y difundir la verdad histórica de la represión de los sublevados a través del apoyo a la investigación, de su incorporación al sistema educativo, de la creación del Instituto Andaluz de la Memoria Histórica y Democrática, como Archivo Patrimonial, que abarcará desde el inicio de la Segunda República Española (1931) hasta el final de la lucha del pueblo por la Autonomía de Andalucía, y de la constitución de la Comisión de la Verdad.

Conocida la verdad, la Ley ayuda a restablecer la justicia, porque amplía del concepto de víctimas a los familiares huérfanos y viudos de los asesinados, a los bebés robados y a las mujeres vejadas. Porque considera la represión franquista como crímenes de lesa humanidad y, por lo tanto, imprescriptibles. Y, además, porque mandata instar a la derogación estatal de la Ley de Amnistía de 1977.

Restablecida la verdad y abierto el camino de la justicia, la Ley plantea, como obligación institucional, la reparación a través de la actualización permanente del Mapa de Fosas de Andalucía, de planes y programas de exhumaciones, de la creación del Banco Andaluz de ADN para verificar la identidad de los restos exhumados, de las declaraciones de Lugares y Senderos de Memoria Histórica y de la eliminación de todos los símbolos materiales o distinciones personales que supongan enaltecimiento de la sublevación franquista.

P: En el caso de la provincia de Huelva, ¿cuál cree que es la principal o principales actuaciones que se llevarán a cabo gracias a esta nueva ley?

R: En la provincia de Huelva, al igual que en toda Andalucía, se está trabajando en la recuperación de la Memoria Histórica en permanente colaboración entre los investigadores, las entidades memorialistas y la Junta de Andalucía desde el año 2001, al crear el Gobierno Andaluz la Comisaría para la Memoria Histórica, dirigida por Juan Gallo González, que ya emitió órdenes sobre compensaciones económicas a prisioneros políticos y a mujeres vejadas por el franquismo o sobre ayudas para exhumar restos de asesinados por el fascismo de fosas ubicadas en el campo y en las cunetas y darle digno enterramiento, que colaboró con las universidades y los investigadores en la organización de jornadas y en la edición de publicaciones, que ayudó económicamente a ayuntamientos en la construcción de monumentos contra el olvido de las víctimas y que culminó con la elaboración del Mapa de Fosas de Andalucía, que tenemos que seguir completando.

Esta política de colaboración continuó con la creación de la Dirección General de Memoria Democrática, estableciéndose, como novedades, la declaración de Lugares de Memoria Histórica y la presentación en el Parlamento de Andalucía de la Ley de Memoria Histórica y Democrática, ahora aprobada.

En Huelva, nuestro trabajo se centrará en la aplicación de la nueva Ley, ampliando los Lugares de Memoria Histórica, distribuidos por toda la provincia, elaborando Senderos de Memoria Histórica, actualizando el Mapa de Fosas de Huelva, proponiendo cuantas exhumaciones pidan tanto los familiares de las víctimas como los ayuntamientos, instando al aumento permanente de la investigación local para seguir buscando la verdad y a las víctimas aún desaparecidas.

P: La ley obliga a los ayuntamientos a hacer desaparecer en un plazo de 18 meses todos los símbolos franquistas. ¿Cómo afecta esto a la provincia? ¿Cuántos símbolos o calles rinden aún homenaje al régimen franquista?

R: Otro trabajo pendiente de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva es el de colaborar con los ayuntamientos de la provincia de Huelva en la eliminación de cualquier simbología, denominación, distinción o reconocimiento fascista de todos sus municipios antes de los 18 meses, pasados los cuales, según la Ley, el ayuntamiento que no cumpla sería multado y condenado a no recibir subvención alguna de la Junta de Andalucía.

Se tratará de elaborar durante el plazo mencionado, mediante una minuciosa lectura de las Actas Municipales, el listado de los acuerdos relacionados con este asunto para que las actuales corporaciones municipales procedan a derogarlos.

Aunque, desde el inicio del restablecimiento de la democracia municipal, la mayoría de los ayuntamientos han sustituido ya infinidad de nominaciones de militares y políticos sublevados de calles y plazas, aún siguen vigentes, en su mayoría por desconocimiento, otras muchas y, sobre todo, declaraciones de hijos adoptivos o predilectos de renombrados franquistas, cuyo número es imposible conocer.

P: ¿Qué símbolos franquistas, de todos los que tendrán que desaparecer, le llaman especialmente la atención?

R: Sabemos que aún siguen en pie algunos monumentos de la "Cruz de los caídos por Dios y por España" y el escudo del águila con el yugo y las flechas en demasiadas fachadas o portales, además de muchas calles con nombres de “camaradas falangistas” y de pedagogos, presbíteros o poetas enaltecedores del franquismo y del nacional catolicismo.

P: Usted estuvo presente en el Parlamento de Andalucía cuando se aprobó la ley. ¿Qué sintió en ese momento?

R: Sí. Estuve presente en los dos debates de totalidad de la Ley, por invitación expresa del Parlamento de Andalucía. Por otra parte, me he sentido siempre partícipe en el debate de esta Ley, gracias a las reuniones a las que la portavoz socialista de la misma en el Parlamento de Andalucía, María Márquez Romero, nos convocó para que opináramos sobre ella. Seguramente por todo ello, en las dos ocasiones me emocionaron las intervenciones de la mencionada portavoz parlamentaria onubense, pero, sobre todo, en el plenario que aprobó definitivamente la Ley me fue imposible contener las lágrimas, de las que me siento orgulloso.

P: ¿Qué se ha hecho hasta ahora en la provincia de Huelva para dignificar a las víctimas de la represión franquista?

R: La Diputación Provincial ha sido siempre un actor fundamental en la recuperación de la Memoria Histórica de la provincia de Huelva a partir de la publicación de La guerra civil en Huelva, de Francisco Espinosa Maestre, y de la posterior digitalización por José María García Márquez de los expedientes de los Consejos de Guerra Sumarísimos de Urgencia, puestos a disposición del público a través de internet.

Estos trabajos facilitaron extraordinariamente la aparición de investigadores locales en casi todas las comarcas de Huelva, publicándose trabajos sobre sobre Aroche, Rociana, Cortegana, El Campillo, Nerva, etc.

Se han aprobado ya en la provincia de Huelva como Lugares de Memoria Histórica el Cementerio Municipal de Nerva, Membrillo Bajo (Zalamea la Real), el Cementerio Viejo de Almonte, el Parque Moret de Huelva, la Antigua Cárcel Provincial de Huelva, con placas ya colocadas e inauguradas, el Cementerio Viejo de La Palma, con placa colocada y pendiente de inaugurar, y la Isla Saltés, con placa pendiente de colocar, estando ya en trámite la solicitud de declaración del Cementerio de Huelva.

Se han exhumado ya con la colaboración de la Dirección General de Memoria Democrática, la Diputación y las asociaciones memorialistas restos en fosas de Encinasola, Calañas y Zalamea la Real.

Anualmente se vienen realizando jornadas locales y comarcales sobre Memoria Histórica con la colaboración de las entidades memorialistas, la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía.

P: ¿Qué queda aún por hacer?

R: Mucha investigación local en colaboración con los ayuntamientos y los familiares de las víctimas para conocer toda la verdad y para encontrar todas las fosas y a todos los asesinados aún desconocidos, así como fondos económicos para aumentar el ritmo de las exhumaciones programadas, como las del Cementerio Municipal de Nerva, ya aprobadas.

También hay que programar cuanto antes la necesaria formación específica a los profesores para poder iniciar la inclusión de la Memoria Histórica en el Sistema Educativo.

P: Hay quienes critican las actuaciones de este tipo con el argumento de que eso es remover el pasado. ¿Con qué argumentos rebate esa opinión?

R: Tal y como expongo en la introducción de mi libro Memorias Recuperadas. El Campillo-Salvochea, Martin Luter King escribió desde la cárcel a un grupo de clérigos blancos, que cuestionaban su discurso, que "nos tendremos que arrepentir en esta generación, además de las palabras odiosas y de las acciones de la gente malvada, del aterrador silencio de la gente buena", a lo que yo añado que, cuando un pueblo olvida su historia, queda condenado a vivir sin pasado, a caminar sin memoria en el presente y a eliminar toda esperanza de futuro.

P: Usted ha sido reelegido recientemente como presidente de la Asociación de Memoria Histórica de la provincia de Huelva. ¿Cuáles son los principales retos que afronta la asociación de cara al futuro?

R: Todo lo expuesto con anterioridad.

Cerrar