Home Gente Daniel Bolaños. Un valor real de la literatura onubense
Daniel Bolaños. Un valor real de la literatura onubense

Daniel Bolaños. Un valor real de la literatura onubense

76
0

Desde que oí hablar de él, de sus premios literarios tempranos, tenía interés en conocerlo y más cuando Manuel Jesús Soriano Pinzón, propietario de la librería La Dama Culta y prestigioso novelista onubense, me ofreció la posibilidad de presentar su nueva obra después de más de diez años de silencio. No tengo más remedio que sonreírme al escribir esto, pero es una sonrisa de orgullo y admiración hacia este hombre de veintiséis años. ¡Diez años de silencio! Todo un niño prodigio de nuestra literatura que, en un momento determinado y de forma voluntaria, dijo basta pues una serie de dudas internas, complejas y de una madurez exquisita para su edad, le hicieron comprender que la vida, su vida, era algo más que letras. Que la vida es una odisea que hay que vivir en solitario, con el alma y el corazón desnudos, y que sólo cuando el cuerpo estuviese revestido de la suficiente madurez y experiencia, poder elegir el camino siempre deseado.

daniel1

Se llama Daniel Bolaños Pinto y nació en Huelva abriendo la última década del siglo que se nos fue. Es el mayor de tres hermanos y abre sus ojos cerca del Barrio Obrero y de la Avenida Guatemala, en la urbanización Inverluz. Es un niño introvertido Daniel. Le gusta la vida familiar y después de sus clases académicas en el colegio Funcandia , toma con velocidad la Alameda Sundheim deseoso de llegar a casa. No le gusta el futbol y otras actividades típicas de la edad no le atraen. Prefiere encerrarse entre el bosque de libros que puebla el domicilio familiar. Sus padres son ávidos lectores y no le falta material para disfrutar y donde elegir. Sigue las normas didácticas de lecturas que por edad, le marcan en el colegio. Devora los libros del Barco de Vapor, los libros de aventuras, Las mil y una noches; pasa por la etapa de Harry Potters y de Manolito Gafotas, sin que ello le impida a atreverse con lecturas de mayor peso y de auténtica calidad literaria.

daniel2

Sin embargo, el ingreso en el instituto Alonso Sánchez va marcar un antes y un después en él. Empieza a respirar y a comprender lo que es la libertad fuera de los rígidos controles del colegio y sabe que él debe ser responsable de su libertad. Y, como una serpiente en primavera, cambia de piel y el niño introvertido comienza a ser un joven sociable. Es feliz en el instituto sintiéndose protagonista de su propio desarrollo`personal. Pero del lector aventajado también quedaba la faceta del escritor anónimo. Callado y en silencio escribe casi todos los días.Éldice que posiblemente solo fueran imitaciones, en la forma y técnica, de otras autores consagrados y pequeños relatos en los que su imaginación trabajaba a destajo en silencios oníricos. Fue en 4º de ESO, en el instituto, cuando se presenta a su primer concurso literario, concretamente uno organizado en la localidad de Linares, para estudiantes de institutos. Y resultó ganador del segundo premio y que, sin embargo, del mismo nada quiere ni desea recordar. Del texto me refiero, porque la categoría del concurso de gran valor en el sector literario le colmó. Y ello lo aupó a tomarse más en serio esta afición de escribir. Al año siguiente se presentó, guiado por su familia, natural de La Palma de El Condado, al prestigioso certamen de ésta en la modalidad de Relato Joven , por cuestión de la edad. Ganó el concurso, pero el mismo hace poner en su vida el segundo punto de inflexión, Seguiría escribiendo, pero no se presentaría a ningún certamen más. Dejó de verlos atractivos y el fantasma de la madurez creciente descorrió en su interior el velo entre la privacidad y lo público.

daniel3

Hasta los dieciocho años, Daniel consideró el género de Relatos como un género menor en comparación con la novela. Pero leyendo a autores como Borges, Monterroso o Cortazar se dió cuenta de que el relato, como género, tenía una enjundia y significación literarias muy significativas e importantes. Aunque tenían , el relato y la novela, su propio espacio, existen muchos vasos comunicantes entre uno y otra. Para él muchas novelas frustradas terminan convertidas en relatos. De ahí que diga, sin falta de humor, que tiene una carpeta llena de relatos y otra de novelas frustradas. Incluso hace cuatro años calibró la posibilidad de hacer una compilación con todo este material.

El tercer punto de inflexión en su vida se va a producir con su marcha a Sevilla para estudiar Filología Hispánica. Tenía veinte años, un piso que compartía con su hermano y a Triana como vecina. Sevilla se le presenta con toda su magia encendida, con sus luces y sombras en ese intramuro urbano donde la cultura y la historia van de la mano y los sueños despiertan la imaginación y ésta la creación. Es para él un privilegio, un honor, un choque experimental muy fructífero. Se inserta en el enorme movimiento cultural de la ciudad y goza descubriendo nuevos autores y obras, experimentando novedosas teorías y empapándose de conocimiento, de cultura, de belleza muy ricas y positivas. Y ello lo refleja en una actividad literaria frenética. Escribe y escribe. El corazón se alía con la razón para poner la belleza de su pluma en un preparativo goce público. Por ello, este septiembre recordando esas carpetas abandonadas pensó de nuevo en la idea de la compilación. Ya se siente lo suficientemente maduro y fuerte.Entonces revisó los relatos escritos, los reescribió en parte, los rechazó en algunos e hizo nuevas incorporaciones de nuevos relatos. Este enero tenía preparada la compilación.

daniel4

Y llegó el momento. La vuelta del hijo pródigo. Pero la vuelta de un autor hecho que une la calidad innata de su escritura con la innovación de una juventud madura. Sus argumentos pasan siempre por un acontecimiento cotidiano que ha vivido o leído y le ha causado una gran sorpresa e intenta llevarlo al extremo. Reconoce que siempre ha utilizado el sarcasmo en su obra, en su escritura, intentándola llevar a la realidad. Le gusta encontrar el lado oculto de lo cotidiano. Y este viernes, a las siete y media, día 17 de marzo, en el Salón Rojo de la Casa Colón, Daniel Bolaños Lancha se sentará en la mesa presidencial para presentar su nueva obra después de diez años. “Desvarios de Apolo”. En la misma, mostrando la parte irracional y dinámica de Apolo, máxima deidad helénica que representa lo elevado de la belleza, los casa con diferentes temáticas de los diferentes relatos que la componen. Tienen estos un punto de partida racional y que se van desviando hacia una vertiente dinámica.

daniel5

Pero no seré yo el que destripe el contenido de esta gran obra de Bolaños. Ni hoy a través de esta humildes letras, ni el viernes con mis pobres palabras. Será él, Daniel Bolaños Lancha, el único y exclusivo protagonista. El autor de la obra. Y lo dejo aquí con el recuerdo de un joven que lleva a gala una madurez respetuosa, un concepto éste que desgraciadamente se ha perdido en las generaciones actuales. Nos vemos, Daniel.

Cerrar